Selecciona tu región
Mazatlán

Mazatlán, sin carnaval por enfermedad y muerte

Unidad de desinfección durante la peste.

1/4 Unidad de desinfección durante la peste.Víctor Hugo Olivas / Debate

2/4 Mazatlecos lloran la muerte de un familiar durante la peste bubónica.Víctor Hugo Olivas / Debate

3/4 Asistentes a los primeros carnavales.Víctor Hugo Olivas / Debate

4/4 Carnaval en la plazuela Machado.Víctor Hugo Olivas / Debate

Desde hace 77 años, los mazatlecos no veían interrumpida la centenaria celebración

Por Blanca Regalado

-

Sinaloa.- Mañana jueves 11 de febrero iniciaría el Carnaval Internacional de Mazatlán, titulado Lanao, un Viaje por el Tiempo. 

Sin embargo, esta vez no habrá máscaras, tambora ni confeti debido a la pandemia del Covid-19, que hasta ayer había provocado la muerte de 723 personas en el puerto y 4 mil 723 en todo Sinaloa.

La suspensión de la tradicional fiesta es algo que no veían los mazatlecos desde hace 77 años, cuando el domingo de Carnaval fue asesinado el gobernador Rodolfo T. Loaiza durante un baile en honor a la reina Lucila Medrano, realizado en el Salón Andaluz del Hotel Belmar. en Mazatlán.

Antes, epidemias de cólera, viruela y la peste bubónica minaron el ánimo de los mazatlecos para celebrar las fiesta del Rey Momo. De eso nos habla el cronista de la ciudad, Enrique Vega Ayala, quien da cuenta de la violencia, el agravio de algunos ciudadanos y enfermedades que ha tenido que sortear la centenario tradición para estar vigente.

El Carnaval surgió con el nacimiento de Mazatlán, resalta el cronista. Más que fiesta, fue una protesta porque no les habían pagado sus haberes.

Leer más: Abren módulos para registro de los adultos mayores para vacunas en Mazatlán

Luego se dio la fiesta,  música, disfraces y el juego de los cascarones de harina con colorante, actividad de origen francés. Era una especie de combate en la calle, se recorría todo el pueblo y se tiraban cascaronazos, tradición que duró 70 años.

Suspensión

Por muchos años, cada vez que se acercaba la fiesta que antecede a la celebración religiosa que inicia con el Miércoles de Ceniza, la autoridad los amenazaba con suspenderlo, aunque no ocurrió.

En 1903 se da la primera suspensión formal, oficial y efectiva por la peste bubónica. La autoridad y ciudad organizada realizaron una especie de toque de queda, casi militarizada, impuesta por los grupos que estaban con la lucha contra la pandemia, resaltó Vega Ayala.
Hubo otros años que la fiesta del pueblo se suspendió por otras enfermedades, como la viruela, cólera, pero no están documentadas. Fue en el año de 1944  que el Carnaval se vio interrumpido por el asesinado del gobernado del estado, Rodolfo T. Loaiza, quien era apasionado de la fiesta.

Leer más: Alarma: Mazatlán registra 22 nuevos casos de Covid-19 con 725 muertes en total

Está documentado que luego del desfile del domingo, en el tradicional baile en el Hotel Belmar, en Olas Altas, sacó a bailar a la reina de los Juegos Florales, la acompañó a su mesa, luego fue a la de él y ahí fue asesinado. Los días lunes y martes de Carnaval se decretaron luto, pero se dice que algunos mazatlecos siguieron la fiesta en casa.

En 2010, durante el Gobierno de Jorge Abel López, mientras ocurría el desfile del martes, se escuchó un estruendo semejante a una balacera, y la celebración se vio interrumpido. Hoy, la pandemia por el Covid-19 interrumpe la fiesta, expresó el cronista y  expone que, luego de la Serie del Caribe, todo puede pasar y teme que la autoridad diga que sí habrá fiesta.

Síguenos en
Más sobre este tema