Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Mellany Pacheco Rojas » Lo que ahora estamos viviendo es terrorífico»

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- A cinco días de la muerte de su hermana Azucena Pacheco Rojas, suscitada la madrugada del martes de carnaval en la plazuela Machado, Mellany todavía no asimila todo lo que ha pasado. No sabe cómo manejar el dolor que siente por la pérdida.

Por el momento, lo único claro para ella es que no quiere que el homicidio de su hermana quede impune y sin generar conciencia en la sociedad sobre el costo social y el dolor que genera la violencia existente en Sinaloa.

Buen recuerdo. Mellany, quien es un año menor que su hermana Azucena, de 30 años, señala que siempre fueron muy unidas. De hecho, la noche que Azucena recibió los dos balazos que le quitaron la vida, habían quedado de encontrarse ya que terminara la presentación de la banda El Recodo, en Olas Altas. Pero la saturación de las líneas telefónicas ocasionó que aquella noche fuera imposible ponerse en contacto para compartir juntas el carnaval.

"Somos de aquí, (Mazatlán) nos gusta salir en Carnaval y nunca iba a pensar que podría pasar algo como lo que ahora estamos viviendo", expresa con la voz entrecortada.

Al preguntarle cómo era Azucena en su vida diaria, Mellany sencillamente responde que su hermana era muy sociable y en los sitios donde trabajó, menciona, dejó un buen recuerdo, principalmente porque no era una persona problemática, al contrario, siempre tenía una sonrisa.

En la tienda departamental donde trabajó por dos años, dice, no sólo la conocían todos sus compañeros, sino también tenía buen trato con los clientes que acudían a comprar.

Y ahora que falleció una gran cantidad de personas dieron el pésame y hablaron del buen recuerdo que dejó, y de todo lo que dejó pendiente por hacer, como el criar a sus dos hijos.

Orfandad. Mariana, de 6 años, y Javier, de 8 meses, son los hijos que Azucena dejó. Mariana, por ya tener 6 años está enterada de la muerte de su madre.

Lo que ahora han notado, precisa, es que en estos días la niña ha estado inquieta y haciendo referencia constante de su mamá y todo lo que hacía con ella, situación que entienden.

Debido al estado de orfandad en que se quedaron los niños, fue que solicitó el viernes al gobernador Mario López Valdez apoyo económico para los pequeños, hasta que terminen la universidad.

"No queremos aprovechar la situación, pero si hay la oportunidad de apoyos, quisimos pedirlo".

Mellany cuenta que en estos momentos los niños están al cuidado suyo y de su abuela, quien vive de la pensión que le dejó su esposo, pero no saben qué pueda suceder más adelante.

En el caso del pequeño Javier, dice, tiene el apoyo de su papá y ahora viudo de Azucena.

Pero la situación de Mariana es distinta, pues no cuenta con el apoyo de su padre biológico.

Justicia. La hermana de Azucena espera que el hombre que disparó a su hermana durante las primeras horas del martes, tenga una sentencia justa, pues aunque ya fue aprehendido, confía que las autoridades no acepten el argumento del homicida respecto a que fue un delito imprudencial y no doloso.

Marcha. Aún con todo el dolor que tienen ella y su madre por la pérdida, expresa que decidió organizar una marcha denominada "Ni una Azucena más", en la cual quiere convocar a la sociedad no sólo a caminar para protestar por la muerte de su hermana, sino también por toda la violencia que hay en la entidad y lo importante que es evitar estás situaciones.

"Lo que ahora estamos viviendo es algo terrorífico, nos impactó".

La marcha se realizará hoy a las 08:00 horas, de la Universidad de Occidente hacia el monumento al Pescador.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán