publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Mercado Pino Suárez »Nos quieren desaparecer«

MAZATLÁN

Mercado Pino Suárez »Nos quieren desaparecer«

Mazatlán, Sinaloa.- No ocupa que nadie se lo diga, Doña Cleotilde, la concesionaria del local F-4 que ocupa el restaurante Angélica en el mercado Pino Suárez, lo siente: el Ayuntamiento los quiere desaparecer.

Lleva 45 años atendiendo a comensales de bajos recursos y a familias de turistas, pero nunca como ahora había visto una completa intención por acabar con el área en la que funcionan al menos otros 10 restaurantes más.

La omisión de la administración del mercado en la aplicación de los reglamentos, los continuos cambios de giro que autoriza el cabildo para el establecimiento de más negocios con venta de comida en el área inferior del mercado, la nula atención hacia sus demandas de atención por parte del Ayuntamiento y la desunión de los mismos locatarios, así se lo hacen pensar.

La competencia desleal. "Esto es un completo desorden", lamenta la madura comerciante, "antes el mercado estaba seccionado, había el área de pescados, de carnicerías, de abarrotes, fruterías y artesanías".

Ahora, refiere, en el mercado se puede encontrar una carnicería a un lado de venta de ropa de playa y una pescadería a un costado de negocios.

Pero lo que más afecta al área de restaurantes es el creciente número de negocios con venta de comida en la parte inferior.

Loncherías, taquerías, menuderías y locales con venta de comida corrida parecen incrementarse en número cada mes.

A ello, dice doña Cleotilde, se le suma la competencia de las carretas de tacos autorizadas en torno al mercado.

"Hay una sola persona que en todo el centro tiene siete carretas con venta de birria, solo por que está bien parada con el presidente municipal".

Una cantina en el mercado. Lo más injusto del desorden en el interior del mercado, es el trato preferencial que Sara Pérez López asegura que se le da a los nuevos negocios con venta de comida.

Dice que mientras a los locales de la zona inferior se les cobra una cuota mensual de 370 pesos, a los restauranteros se les cobra 870 pesos.

El resultado, dice la encargada del restaurante Sarita, es que las ventas se les hayan derrumbado significativamente.

"Ya no hayamos la puerta, a veces no sacamos ni para pagarles a las meseras".

Lo peor, es que más locatarios están solicitando su cambio de giro.

"Yo también voy a pedir mi cambio de giro, ya les dije que si todos lo hacen yo quiero poner una cantina en el mercado", refirió en tono sarcástico.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdebate.de.mazatlan%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=258&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=false&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:258px;" allowTransparency="true"></iframe>

<iframe allowtransparency="true" frameborder="0" scrolling="no" src="//platform.twitter.com/widgets/follow_button.html?screen_name=DBT_Mazatlan"

style="width:300px; height:20px;"></iframe>