Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Minusválidos se sienten invadidos en su espacio

Mazatlán

Mazatlán, Sinaloa.- Enfrentar la vida con una discapacidad es de por sí todo un reto; sin embargo, tener que enfrentar la insensibilidad de muchas personas acrecienta la rabia y el coraje para quienes dependen de un aparato que les permita desplazarse por la ciudad. Esto lo sabe muy bien Víctor Manuel Morales Murillo. Sin embargo es más su deseo de poner en su lugar a quienes no tienen respeto a las personas mayores y a los minusválidos.

Batalla. Jubilado desde hace varios años de la paraestatal, en la que trabajó durante 31 años, cada día significa para don Víctor un nuevo reto que vencer.

Su resquebrajada salud -ya lleva 21 cirugías, entre ellas una de corazón abierto- no merman su estado de ánimo. Por el contrario, sus ganas de aferrarse a la vida le dan el coraje para luchar todos los días contra aquellos a los que no les importa maltratar a quienes usan una silla de ruedas, muletas o incluso bastón.

Zona de conflicto. Morales Murillo dijo que cada semana, al menos una vez, tiene que ir a la clínica del Seguro Social nuevo, y siempre es testigo del maltrato que muchos jóvenes dan a quienes están en su misma condición. Refiere que minutos antes de las 08:00 horas, trabajadores del IMSS que llegan en motocicleta, siempre suben por la rampa de los discapacitados a toda velocidad, y en varias veces han estado a punto de ocasionar un accidente. Él mismo recibe los apuros para que deje pasar a quienes deben checar en el reloj de entrada y le gritan para que no estorbe. "Nos maltratan mucho los que vienen en motocicleta; que nos apuremos. Quieren bajar o subir y no comprenden a los minusválidos. 'Así como los veo me vi, y así como me ven se verán' ellos o algún familiar", mencionó Morales.

Filosofía. Víctor Manuel dice que ha aprendido a sobrellevar la vida y sus muchas vueltas. "Si me gritan les contesto; no tengo por qué dejarme de esos que no tienen respeto. Ya le he dicho a los doctores de esto, pero hacen caso omiso, a ellos les vale; traen su carro y lo meten al estacionamiento". Ymientras este medio atendía la denuncia ciudadana, fuimos testigos del maltrato diario que los discapacitados reciben.

Nos apoyamos. El vecino del centro de la ciudad destacó que entre discapacitados se dan la mano. "Nos apoyamos y nos ponemos al tú por tú con quienes se aferran a discriminarnos". Reiteró que es lamentable que prevalezca la cultura de desatención y rechazo a quienes deben usar una silla de ruedas o un bastón y pide a la ciudadanía que se pongan en su lugar para que sepan lo qué es enfrentar la discapacidad social y personal.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán