Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"Nos llueve más adentro que afuera"

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Las familias que habitan a la orilla de cuerpos de agua, en zonas bajas e invasiones, aseguran que “les llueve sobre mojado”.

Ramona Alicia Beltrán, una de las decenas de personas desplazadas por la violencia en las zonas altas de Mazatlán y que desde hace dos años vive en la invasión San Antonio, sufre las lluvias.

Al tejaban de cartón y plástico que habita con su familia, se le mete el agua por todos lados.

La promesa del gobierno, de dotarles de una vivienda digna, a los desplazados, nunca llegó.

"Hoy ni siquiera un atado de láminas nos regalan", apuntó.

A su vez Carmen Lizárraga, en la misma invasión, muestra como el agua entra por todos lados.

"Dejó de llover, pero a nosotros nos sigue lloviendo adentro", explicó María Delgado, "la ropa, el colchón y las pocas pertenencias que tenemos, no terminan de secarse". Le solicitan a la autoridad municipal, ayuda para reforzar los tejabanes con más láminas.

Zona de riesgo. Mientras los vecinos que viven en la invasión Pino Suárez, saben que están asentados en zona de riesgo, pero la necesidad de una vivienda es más grande, dijo Joselin Sánchez.

Su casa de madera y láminas se ubica a unos metros de la marisma, por atrás está el canal que abrió la comuna entre las decenas de casas, el primer día de lluvias.

Vivir así le angustia, pues es madre de una niña y apenas empieza a llover y ya no duerme.

Otra colonia donde también se ven afectados por las lluvias es la Jesús García, entre las calles Pemex y Ferrocarril.

En este asentamiento la señora Evangelina Morales de 67 años, muestra los daños que ha provocado las lluvias que se han registrado este año y los anteriores.

Del techo del cuarto y la cocina, el agua no deja de escurrir, al igual que de las paredes que muestran marcas de humedad.

La vivienda cada vez que cae un chubasco, en cuestión de minutos el agua sube casi medio metro.

La señora es viuda, vive sola y solo tiene una pensión de mil 500 por mes, pero este recursos no le alcanza para arreglar los techos y tiene que aguantar las goteras.

Este deterioro de su casa, le ocasiona males respiratorios recurrentes, en repetidas ocasiones ha acudido ante la autoridad municipal, en busca de apoyo.

Pero pasa uno y otro gobierno y nadie le hace caso. La visitan solo cuando están en campaña y quieren su voto, abundó Evangelina.

En el fraccionamiento Jacarandas, el temor de inundación persiste y les preocupa que la alarma no sirve.vuelvan a sacar el agua.

Mientras que la escuela Ricardo Flores Magón sigue a la espera que le vuelvan a sacar el agua.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdebate.de.mazatlan%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=258&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=false&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:258px;" allowTransparency="true"></iframe>

<iframe allowtransparency="true" frameborder="0" scrolling="no" src="//platform.twitter.com/widgets/follow_button.html?screen_name=DBT_Mazatlan"

style="width:300px; height:20px;"></iframe>