Mazatlán

Oficialía Mayor inspecciona casas de masaje y depósitos

El operativo inició ayer junto con Seguridad Pública Municipal y Dirección de Alcoholes del Estado de Sinaloa.  Sin excepción, cerrarán los negocios irregulares 

Por  Blanca Regalado

El negocio donde balearon a la mujer fue clausurado.(Foto: VÍctor Hugo Olivas/EL DEBATE)

El negocio donde balearon a la mujer fue clausurado. | Foto: VÍctor Hugo Olivas/EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Al iniciar el operativo de verificación a casas de masaje y depósitos de bebidas alcohólicas en Mazatlán, la oficial mayor, Verónica Guadalupe Bátiz  Acosta, advierte que van con todo  con estos negocios.

Inspección

Ayer, verificadores de Oficialía, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y Dirección de  Alcoholes del Estado, iniciaron el operativo. Revisarán los 343 depósitos y las 10 casas de masaje que tienen registrados.

La revisión incluye desde la documentación de los negocios, las condiciones es sanitarias, de seguridad, pero sobre todo, que la actividad que se ejerce es por la que se les expidieron los permisos, y que estos estén vigentes.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Bátiz Acosta recalcó que el negocio donde fue baleada una mujer la madrugada del sábado tenía el permiso en trámite.

Mazatlán tiene un registro de 10 casas de masaje. Foto: Víctor Hugo Olvas/EL DEBATE

Cierre

Tras el hecho, se clausuró el establecimiento, se inició una  inspección minuciosa y hasta este lunes, el dueño del negocio no se había acercado a Oficialía Mayor.

Al presentarse se le aplicará una sanción y dependiendo de los señalamientos que surjan al concluir la revisión, se determinará si permiten que reabran o la clausura se mantiene.

El depósito donde se suscitó una riña en Higueras del Conchi, donde hubo un muerto y un herido, también está clausurado, y también esperan que el dueño acuda ante Oficialía Mayor.

El operativo se implementó tras estos dos hechos que se registraron el fin de semana en el puerto de Mazatlán.

Registro

El municipio tiene un registro de mil 360 negocios que tienen licencia para la comercialización de bebidas alcohólicas.

En su  mayoría son restaurantes, antros, bares, cantinas y súperes. De esta cifra, 343 son depósitos.

Se verificará que tengan en orden todos sus permisos, que cumplan con la normativa  sanitaria y de seguridad.

Asimismo,  que el personal encargado de los negocios no sea menor de edad, pues en otros operativos ya han sido descubiertos despachando las bebidas.

Las sanciones por este motivo pueden ser severas, e incluso derivar en el cierre del negocio, abundó Verónica Bátiz.