Mazatlán

Ordaz Coppel reconoce la inseguridad en zona rural

El gobernador advierte que la instalación de una base de la Guardia Nacional en Escuinapa es prioritaria 

Por  Blanca Regalado

Familias desplazadas en meses anteriores por la violencia en Rosario.(EL DEBATE)

Familias desplazadas en meses anteriores por la violencia en Rosario. | EL DEBATE

Sinaloa.- El gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel reconoció ayer que el problema de inseguridad en la región sur de Sinaloa persiste, en especial en zonas altas.

No obstante, sostuvo, el Gobierno del Estado junto con la Secretaría de Seguridad y el Ejército están reforzando los operativos preventivos para regresar la tranquilidad a esas zonas. 

Mencionó que parte del plan estratégico es instalar una base de la Guardia Nacional en el área de Escuinapa para poder estarse desplazando en esa zona, poder auxiliar y ayudar a las comunidades en situación de emergencia. Esta base, dijo, es una de las prioridades en materia de seguridad para la entidad.

Yo lo he venido insistiendo, gestionando, porque me parece estratégico, donde hace falta más presencia es en el sur del estado, dijo el gobernador.

Nuevos hechos 

Ante el hecho violento que se registró ayer en la comunidad de Charco Hondo, Rosario, negó que se haya tratado de un enfrentamiento entre las fuerzas armadas y delincuentes, pero sí aceptó que hubo un hecho violento en un domicilio particular con heridos. 

“Me estaban pasando el reporte, me llamó el secretario de Seguridad para informar que ya estaba la presencia del grupo élite y que también el Ejército estaba (en Charco Hondo)”.

Agregó “Yo voy a insistir, presionar y apoyar en lo que sea necesario para establecer esa base militar en el sur. Esto ratifica, reitera, confirma la prioridad que debe tener una presencia en el sur”. 

Ordaz Coppel sostuvo que pese a casos como el de Rosario, los índices de inseguridad en Sinaloa van a la baja.