Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Otra cara de Mazatlán

MAZATLÁN

Otra cara de Mazatlán

Otra cara de Mazatlán

Otra cara de Mazatlán

Mazatlán, Sinaloa.- El periodo vacacional de verano inició formalmente en el puerto.

Aún así, la infraestructura y atractivos turísticos no se prepararon para recibir a los visitantes.

En un recorrido realizado por EL DEBATE se observaron monumentos despintados, basura, maleza, banquetas quebradas y sanitarios desbordados.

Un abandono casi total es el panorama que reciben los visitantes, en su mayoría nacionales, que arriban a la ciudad durante esta temporada.

Monumentos y olores. La combinación de olor a orina y alimentos descompuestos es parte de los recuerdos que se llevan decenas de vacacionistas que acuden por la mañana y medio día a la explanada Sánchez Taboada al acudir a ver tirarse al clavadista.

Durante la noche, cuando se instalan puestos de comida en la explanada Sánchez Taboada, el olor a descomposición de alimentos y orina es prácticamente imperceptible pues los aromas a churros, salchichas fritas, hot dogs y otros alimentos dominan en la zona.

Es por las mañanas cuando el sol despierta los malos olores y hace complicado permanecer por mucho tiempo en algunas partes de la explanada.

Comerciantes de artesanías de la explanada como Sara Peinado, aseguran que los visitantes no hacen comentarios sobre los malos olores, pues regularmente se detienen en el lugar para ver a los jóvenes de la zona tirarse clavados de glorieta y luego se retiran.

El monumento a la Continuidad a la vida, instalado a unos pasos de la explanada, es otra de las instalaciones que previo a iniciar el periodo no recibió ninguna remozada.

La fuente donde están colocados unos delfines, un caracol y una pareja todos lucen con la pintura pelada.

El dorado que en algún tiempo lucieron las figuras actualmente esta con sarro o la pintura levantada.

Las áreas verdes instaladas cerca de la fuente muy visitada por locales y turistas evidencian que desde hace unos meses no acude personal de jardinería a limpiar de maleza los alrededores.

En Olas Altas, la Carpa Olivera o la "alberquita" como también es conocido este lugar, es otro de los sitios que muestra un abandono completo en sus instalaciones.

Renovada en el 2004, con bancas, baños, una palapa de vigas y una banqueta, la carpa Olivera es un sitio que a pesar que algunos locales acuden para bañarse, no brinda la confianza de ser un sitio seguro.

Bajar por la rampa que lleva a la alberca equivale a ser recibido por el olor a orina y basura que se acumula en el lugar.

Pero si el visitante baja hacía el espacio destinado para sanitarios se encuentra con el sitio anegado de agua de drenaje.

Los maceteros de Olas Altas son otros de los espacios que ya evidencian la falta de mantenimiento, pues muchos de ellos están con el concreto reventado y las varillas a la vista.

Paseo El Centenario. Otro de los atractivos turísticos más concurridos por los visitantes es el paseo El Centenario.

Caminar por el malecón que lleva al cerro muestra su antigüedad, pues el muro construido muestra daños y corrosión de años por estar frente al mar.

Las banquetas desgastadas y sin tapaderas para ocultar los cables de electricidad de las luminarias son comunes en esta zona, aunque eso ponga en riesgo al peatón.

Los comerciantes de artesanías y alimentos que se encuentran en las glorietas del Corazón y de Media Luna, indicaron que desde hace unas semanas atrás personal del Ayuntamiento ha llegado no sólo a tirar agua en la zona para reducir el fuerte olor a orines, sino también ahora acuden con aromatizantes a lavar.

"No se cuánto tienen que empezaron a venir, pero fue a partir que llegó un inspector aquí (glorietas) y le dio el 'golpe de olor a orina', inmediatamente llamó por radio para que vinieran a lavar, desde entonces nosotros hemos dejado de hacerlo" expresó Santos Alarcón comerciante de artesanías de madera.

La escalinata que lleva al cañón ubicado en el cerro del Observatorio es otro de los espacios que aún cuando no registra deterioro en infraestructura si presenta grafiti en el muro. Sin embargo, donde se observa daño es en la última etapa de la escalera, pues el pasamanos está oxidado.

Aunque el área del cañón está concesionado al restaurante que opera el lugar, la explanada junto registra basura, maleza y la expansión de vendedores ambulantes que llenan el lugar con sombrillas y malla sombra para cubrir su mercancía.

Cerritos. La playa Punta Cerritos uno más de los atractivos turísticos del puerto donde se tienen negocios de alimentos, es uno de los sitios concurridos por turistas nacionales y locales.

Sin embargo, al acudir se pudo notar la falta de mantenimiento en la zona.

La tapadera de drenaje quebrada desde hace más un año, continúa en las mismas condiciones, sin que ninguna autoridad municipal acuda a sustituirla para reducir el riesgo de accidente.

Algunos de los comerciantes indicaron que para reducir el riesgo de que algún comensal o bañista se lastime, se colocan letreros de advertencia o en algunos casos hasta una pieza de triplay.

Los accesos a la playa de ese espacio habilitado desde los años de 1970, lucen con escalones quebrados y en el olvido.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdebate.de.mazatlan%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=258&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=false&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:258px;" allowTransparency="true"></iframe>

<iframe allowtransparency="true" frameborder="0" scrolling="no" src="//platform.twitter.com/widgets/follow_button.html?screen_name=DBT_Mazatlan"

style="width:300px; height:20px;"></iframe>