Mazatlán

Pasan las semanas y no se pueden recuperar los tianguistas de la Juárez en Mazatlán

Los comerciantes señalan que siguen sufriendo por las bajas ventas debido a  la crisis causada por la pandemia

Por  Carmen Paredes

Pasan las semanas y no se pueden recuperar los tianguistas de la Juárez en Mazatlán(Foto: EL DEBATE)

Pasan las semanas y no se pueden recuperar los tianguistas de la Juárez en Mazatlán | Foto: EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Durante el confinamiento por la contingencia sanitaria en Mazatlán, las autoridades decidieron cerrar las actividades a los tianguis dominicales en el puerto.

Los comerciantes el tianguis, señalaron que después de la reapertura no han podido recuperarse de la crisis causada por la pandemia.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Después de permanecer alrededor de 3 meses sin empleo, principalmente los adultos mayores se encontraban con la incertidumbre pues no podían emplearse en otra actividad.

Hasta ayer algunos vendedores de la tercera edad, decidieron mandar a sus hijos o nietos a trabajar  para resguardarse en sus hogares ya que son población de riesgo.

Esperanza.

Los locatarios esperan que las condiciones mejoren, pues tienen que pagar sus deudas generadas por la emergencia sanitaria y pagar los permisos para seguir en las labores de venta.

La pandemia nos dejó muchas deudas, María elena Morales, vendedora de juguetes

Yo vendo juguetes y después de la reapertura del tianguis se ha vendido muy poco.

Durante el confinamiento, a nosotros nos costó mucho trabajo sustentar a la familia.

Cada día que pasaba crecía más el temor, porque no teníamos trabajo. Cada domingo estábamos acostumbrados a salir a buscar para comer.

Los hijos no saben de las necesidades, ellos tienen que comer.

La contingencia sanitaria nos dejó muchas deudas, muchos tuvimos que pedir prestado porque teníamos que pagar deudas y comprar la despensa del hogar.

Aunque se venda poco, asisto a trabajar porque tenemos que sacar para la semana. Tenemos que echarle ganas y tratar de vender porque también tenemos que ahorrar para los permisos mensuales.

Considero que se me han bajado las ventas porque normalmente antes de la pandemia asistía al tianguis toda la familia con sus hijos, entonces los niños veían mis juguetes y le pedían a sus mamás que se los compraran.

Ahora está prohibido ingresar a los niños y muy pocos se llevan productos de 20 pesos. 

Tengo la esperanza de que todo mejore, María Lorena Rochín, vendedora de ropa

El quedarnos sin trabajo fue difícil para todos, pero ahora que ya podemos vender debemos ponernos contentos por eso.

Lo poco que se venda está bien, porque estábamos sin obtener un peso.

No porque volvimos a laborar significa que terminó el Covid, tenemos que cuidarnos.

Gracias a Dios a mí no me ha dado, a pesar de que tengo cáncer, el  virus no me ha atacado.

Lamentablemente, la gente que viene al tianguis solo compra las cosas de la despensa.

Si le sobra dinero, entonces  llega a comprarnos mercancía, alguna blusa o ropa de niño.

Las ventas no han subido porque los niños que asistían a la escuelas se surtían de ropa.

Tenemos que pagarle a los trabajadores, y con la poca venta que tenemos,  a veces no sale ni para pagar los sueldos.

Pero seguiremos trabajando, ya le solicitamos a las autoridades que por los puestos de ropa se instale una entrada, para que llegue más gente.

A pesar de todo, tengo la esperanza de que todo mejore, por el bien de los compañeros. Vamos a seguir con toda la fe.

Hay personas que asisten pero no compran, Melina Betzaí,  vendedora de ropa

Me dedico a vender postres. Sí he vendido, tal vez porque a la gente que asiste se le antojan mis productos.

Pero me he percatado de que muchas personas asisten a observar lo que se vende en todo el tianguis pero no consume.

Mucha gente dice que el tianguis está lleno, pero no saben que en realidad no compran nada, salen con las manos vacías.

Muchos adultos mayores no han asistido a trabajar, prefieren cuidarse del Covid.

Asisten a trabajar los hijos o los nietos de los comerciantes. Además, no todos los vendedores han llegado a instalarse.

Lo único que esperamos es que las ventas incrementen para todos los compañeros.

Invitamos a la población a que asista y compre los productos que ofrecemos en el tianguis.

Pueden sentirse confiados porque todos hemos acatado el protocolo sanitario.

Cada vendedor tiene su gel antibacterial y usamos cubrebocas.

Tenemos un solo acceso, y ahí tenemos a personal de Ayuntamiento que nos ayuda a coordinar a las personas que entran.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo