Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Peña Nieto visita barco en privado

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- En lo oscurito, el Presidente Enrique Peña Nieto recorrió el Buque de Investigación Pesquera y Oceanográfica (BIPO).

Escuchó que la actividad pesquera ocupa 3 mil 200 millones de pesos para salir del rezago productivo.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/67SANGxTHB8" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El Estado Mayor Presidencial resguardó el sitio donde se encuentra atracado el BIPO, a tal grado que ni el mismo secretario de Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez, se salvó de pasar por los estrictos filtros de seguridad.

Lo mismo les ocurrió a los empresarios Leovigildo Carranza, Humberto Becerra, Fernando Medrano, Ricardo Michel y Jesús Loya, así como el director de la Administración Portuaria Integral de Mazatlán, Alfonso Gil Díaz y Armando Castro Real, dirigente nacional de la Federación de cooperativas pesqueras.

A la salida del corto recorrido por el buque, los productores coincidieron que el compromiso hecho por Peña Nieto al sector pesquero fue el mismo de anteriores eventos oficiales: que los atenderá en la Ciudad de México con más tiempo para que desmenucen problemáticas como del incremento a energéticos y que el sector requiere de un presupuesto 100 por ciento mayor al actual.

El industrial atunero Leovigildo Carranza, ponderó ante el presidente de la importante inversión hecha en el buque de investigación para encontrar nuevas especies.

Aprovechó para llevarse al secretario de Sagarpa Enrique Martínez y a legisladores, para mostrarles instalaciones de su planta atunera PINSA.

Michel Luna dijo que vieron disponibilidad del presidente para exponerle no solo cómo está la situación de la pesca, sino proponer el cómo transformarla; "de hecho eso le gustó... el compromiso fue una próxima reunión e instruyó al secretario de Sagarpa que platicara con nosotros y ver la problemática para después sentarse con nosotros, porque dijo no quiere darnos cinco ó 10 minutos..."

Próximo a navegar. Mientras que en recorrido con los medios de comunicación, el director del Inapesca, Raúl Adán Romo Trujillo, prometió poner a navegar en mayo el buque de última generación, atracado por más de un mes.

Con él realizarán estudios, capturas de nuevas especies, perfilar el fondo marino de gran profundidad para encontrar desde recursos minerales, gases y petróleo, pues el 91 por ciento de los mares de México están sin explorarse.

Habló de que hasta el momento se tiene asegurada la operatividad del buque los dos primeros años, 120 millones de pesos anual, pero han hecho alianzas entre el Conacyt y otras instituciones para que pongan peso por peso el financiamiento necesario.