Mazatlán

Personas con Diabetes las más vulnerables por falta de medicinas en Mazatlán

Derechohbientes del Issste y de Insabi van una y otra vez en busca de insulina sin tener respuesta; son más de tres meses de padecer por la falta de tratamientos 

Por  Blanca Estela Regalado López

Perdonas con Diabetes las más vulnerables por falta de medicinas en Mazatlán(Fotos: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE)

Perdonas con Diabetes las más vulnerables por falta de medicinas en Mazatlán | Fotos: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- El desabasto de medicinas persiste en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Centro de Salud y Hospital General.

La escasez de los fármacos tiene desde que inició el año, pero se agravó más hace cien días con la emergencia sanitaria por COVID-19, aseguró Lucina Hernández, quien acude dos o tres veces a la semana en busca de la insulina para su mamá.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

No obstante, recibe la misma respuesta: “no hay, venga el próximo lunes”, pero se llega el día y  sigue agotado el tratamiento.

Para evitar que su madre deje de tomar sus tratamientos la familia coopera, pero ya no pueden.

Elvia, su madre, fue maestra, y mientras trabajó le aplicaron los descuentos para su Seguridad Social, pero resulta que hoy el Gobierno los “regatea”, dice molesta Lucina.

Sin medicinas

A su vez, Miguel Lizárraga  requiere su tratamiento para la artritis, pero la clínica el Issste no lo tiene en farmacias, por lo que van a tener que comprarlo otra vez para su mamá. Es un tratamiento caro, pero si se suspende, puede agravarse el mal.

El desabasto de los fármacos son para tratar males crónicos degenerativos, tales como la diabetes e hipertensión, pero también para atender cáncer de próstata e incluso de las afecciones del corazón.

Esta escasez también se da en el Centro de Salud y Hospital General. Ana María Murillo y su esposo, Juan Lizárraga, llegaron hasta las instalaciones de la unidad médica por la insulina con una pequeña hielera para conservar el tratamiento, pero se tuvieron que regresar sin él. Ambos son diabéticos, pero solo uno de ellos requiere la insulina que otra vez tuvieron que  comprar.

Enfado

Hay cansancio, desilusión y molestia en derechohabientes de las unidades médicas públicas por el abandono a pacientes crónicos degenerativos.

La autoridad de salud en el país y estado repiten una y otra vez que este sector de la población es el más vulnerable a contraer la COVID-19, sin embargo, los tratamientos para mantener en control las enfermedades se les niega, dijo María de la Luz muy molesta. Lo peor es que ninguna autoridad les da la cara para explicar el motivo de la falta de medicinas.

Es cierto que ellos no tienen la culpa, ya que es un problema generalizado en el país, pero lo peor es que no se pueden ni manifestar por el miedo a contagiarse de COVID-19.

Los enfermos y familia se dicen cansados, sin fuerza para seguir luchando por los medicamentos que cada día se encuentran más escasos en el municipio. 

Te puede interesar

Sale a retozar un cocodrilo en el estero del Yugo en Mazatlán

Miles de personas visitan las playas de Mazatlán en plena pandemia

Suspenden obra de hotel tras caída de obreros en Mazatlán

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo