Mazatlán

Pescadores de altamar pasarán un mal fin de año por falta de empleo en Mazatlán

 Los trabajadores del mar resultan afectados por la poca producción de camarón obtenida; las tallas chicas del crustáceo bajaron el precio de exportación 

Por  Paola Toledo

Gran parte de la flota se quedó amarrada al muelle.(Víctor Hugo Olivas)

Gran parte de la flota se quedó amarrada al muelle. | Víctor Hugo Olivas

Mazatlán, Sinaloa.- A pocos días de los festejos navideños, gran parte de la flota camaronera se encuentra ya amarrada en el muelle del Parque Bonfil. Pescadores de altamar señalaron sentirse preocupados porque sólo salieron a un viaje, es decir, el trabajo les duró dos meses.

Miles de pescadores que dependen de la captura del camarón se encuentran en incertidumbre por no haber tenido una buena temporada.

En años pasados, la temporada podía durar hasta tres viajes y con buenas capturas, sin embargo, este año los precios elevados del diesel marino, la poca vigilancia durante el periodo de veda y las bajas capturas provocaron que los viajes se volvieran incosteables.

Marcos Domínguez, quien es pescador, lamentó que las producciones fueran tan bajas, además de que las tallas del camarón fueran chicas, lo que bajó el precio de la producción. 
Además, confesó sentirse preocupado por ser el sustento de su familia y haberse quedado sin empleo.

A nosotros nos duró muy poco el trabajo. Ahorita estamos desmantelando ya los barcos, para dejarlos amarrados y ya se nos acabó el trabajo.

Temporada

El presidente de la Unión de Armadores del Litoral del Océano Pacífico, Jesús Omar Lizárraga Manjarrez, reiteró que los barcos que están llegando de un segundo viaje van terminando su temporada de pesca.

El periodo de pesca debería de ser de septiembre a marzo, sin embargo, para el gran porcentaje de las embarcaciones de Mazatlán, la temporada culminó a principios de noviembre con un solo viaje, según señaló el líder pesquero.

“Las que lograron salir a un segundo viaje, desafortunadamente también tuvieron resultados catastróficos, por lo cual muchos de ellos ya están amarrando.”

Lizárraga Manjarrez expresó que las embarcaciones que ya no alcanzan a recuperar sus costos de operación son las que se están quedando en puerto. Alrededor del 40 por ciento amarró en un primer viaje, sin embargo, ya están comenzando a llegar más embarcaciones de un segundo viaje con muy malos resultados, según expresó el representante de los armadores.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo