Mazatlán

Presunto robo en teatro Ángela Peral fue un mal entendido

Uno de los afectados el cual no quiso dar sus datos debido a que ya no quiere ser señalado, comentó que el y su compañero son los vigilantes de el inmueble

Por  Raúl Briones

Presunto robo en teatro Ángela Peral fue un mal entendido(Foto: Raúl Briones/EL DEBATE)

Presunto robo en teatro Ángela Peral fue un mal entendido | Foto: Raúl Briones/EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- El pasado 10 de septiembre el personal de Seguridad Pública recibió el reporte por vía telefónica de que unas personas se encontraban en el interior del teatro Ángela Peralta, presuntamente comiendo el delito de robo, lo agentes municipales se aproximaron al lugar de los hechos y sin preguntar razones arrestaron dos hombres de la tercera edad, por el delito de tentativa de robo.

Aclaran lo ocurrido

Hoy por la tarde los afectados se entrevistaron con el personal de EL DEBATE para aclarar el mal entendido del cual ya han sido víctimas de señalamientos y burlas, lo que los hace deprimirse. 

Uno de los afectados el cual no quiso dar sus datos debido a que ya no quiere ser señalado, comentó que el y su compañero son los vigilantes de el inmueble y que un día antes en la noche se había dado una función en el teatro lo que recabo dinero en efectivo, y el dinero fue guardado en la caja fuerte como es protocolo. 

Ya en la mañana, por teléfono me hablo una persona haciéndose pasar por el director de la escuela de música del teatro y me comentó que necesitaba dinero par aun evento y que era de suma importancia abrir la caja fuerte y sacar el efectivo y entregárselo, dijo el señalado. 

También añadió que fue la policía quien entro al recinto y los comenzó interrogar, uno de los abuelos, por vía telefónica seguía hablando con el supuesto estafador, y este se lo comunico a uno de los municipales que duró rato hablando con el, pero de igual manera los traslado a Barandilla, así mismo tomándoles fotos sin ser culpable.

Solo quieren limpiar su nombre

Al llegar a las oficinas de Seguridad Pública los dos hombres a la media hora fueron puestos en libertad debido a que el asunto se aclaró y no hubo necesidad de pasarlos ante el juez, estas personas creyeron que ya había pasado lo peor, pero al día siguiente en los periódicos y redes sociales vieron que sus fotos y sus nombres se encontraban publicados lo que los llevo a perder el trabajo. 

Solo queremos limpiar nuestros nombres, seguir trabajando pues el sustento para nuestra familia ya que no me gustaría ser una carga para mis hijos y nietos, expresó uno ellos. 

También recalcó que en el Ayuntamiento de Mazatlán le había apoyado en todo, con respecto al boletín que la prensa de Seguridad Pública emitió, pero que aun aclaradas las cosas, por cuestiones de prestigio no se les regresó el trabajo.