Mazatlán

Proponen aumentar el impuesto de bebidas azucaradas

 Según la Organización Mundial de la Salud, ha incrementado el número de obesos en los últimos 30 años

Por  Leticia López

Los refrescos son una de las bebidas de mayor consumo por la población.

Los refrescos son una de las bebidas de mayor consumo por la población.

Mazatlán, Sinaloa.- Un mexicano consume en promedio  137 litros de refresco al año, mientras que un francés consume apenas 37 litros.

De acuerdo con un reporte de la Organización Mundial de la Salud, México y Chile han desbancado a Estados Unidos como los mayores consumidores de bebidas azucaradas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En un intento por frenar el consumo de los referidos productos, en 2014 el Congreso de la Unión autorizó el cobro de  un impuesto a bebidas azucaradas, refrescos y tabaco. Los resultados, sin embargo, no son del todo positivos.

A la fecha, el consumo no se ha reducido y su único efecto ha sido recaudatorio, pues los ingresos del gobierno federal aumentaron 13.3 por ciento. México tiene el segundo lugar entre los países con mayor índice de obesidad en adultos, solo superado por  Estados Unidos.

El país también ocupa el sexto sitio en obesidad infantil, abajo de Grecia, Italia, Nueva Zelanda, Eslovenia y Estados Unidos. La Cámara de Legisladores recurrió al establecimiento de un nuevo gravamen a los productos con alta cantidad de azúcar referidos por los estudios del Sector Salud, como uno de los principales factores que inciden en el problema de obesidad entre los mexicanos.

La medida se complementó con un impuesto del 8 por ciento del precio final de los alimentos con alto contenido calórico, o comida chatarra, incluyendo botanas, chocolates, helados y dulce de leche.

El pasado 11 de octubre, la OMS pidió incrementar un 20 por ciento el impuesto a las  bebidas azucaradas ante el crecimiento rápido del sobrepeso durante los últimos 30 años.

Citó factores como el fácil acceso a comida procesada con grandes cantidades de grasa, sal y azúcar, así como el consumo elevado de bebidas azucaradas.

EL RESULTADO

Aarón Montoya Serrano, jefe de la Jurisdicción número 3 del Sector Salud, dijo que al menos en Sinaloa, los esfuerzos por bajar el consumo de  comida chatarra no se ha limitado a medidas recaudatorias.

Dijo que la incidencia ha disminuido con medida como la prohibición de la “comida chatarra” en los planteles educativos y el fomento a la Educación Física.

La Secretaría de Salud intensificó la supervisión para que este tipo de programas se apliquen a cabalidad.

Según estadísticas nacionales, precisó, el estado de Sinaloa tiene el 28.3 por ciento de niños con problemas de sobrepeso.

Pero este programa se patrocinó gracias a lo recaudado del impuesto a bebidas azucaradas, resaltó.

“Hay más de 200 escuelas que ya tenemos certificadas con el programa Saludable,  por lo que creo que el 90 por ciento de los niños ya están en su peso ideal.”

MÁS RECAUDATORIO

El impuesto especial a las bebidas azucaradas, refrescos y tabaco que la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó en 2014, no redujo el consumo en las poblaciones con ingresos más bajos, consideró el líder de la Federación de Cámaras de Comercio en Sinaloa, Guillermo Romero. 

La acción favoreció los ingresos del gobierno al incrementar  13.3 por ciento tan solo de enero a noviembre de 2015.

El IEPS dio una recaudación al gobierno de 19 mil 420 millones de pesos, citó Guillermo Romero Rodríguez.

“En México, el 99 por ciento de las personas consumen refresco y este impuesto no redujo el consumo, por lo que no afectó a la economía de las empresas sino a los mexicanos, pues este impuesto recae directamente en el gasto familiar.”

Sobre la petición de la OMS de aplicar un aumento del 20 por ciento en el precio final de las bebidas azucaradas, calificó la medida de errónea.

“Creo que el crear nuevos impuestos es una decisión errónea para reducir la taza de personas que padecen enfermedades cardiovasculares, más bien parece un tema recaudatorio.”

En cambio, propuso trabajar en la educación y en los hábitos que se tienen como familia en todos sentidos: “Deben hacer campañas preventivas relacionadas principalmente con el plato del buen comer, la importancia de hacer ejercicio, entre otras cosas que enseñen a los mexicanos a tener vidas más saludables”.

  • mexicano
  • refresco
  • impuesto
  • bebidas
  • azucaradas

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo