Mazatlán

Registran mortandad de tortugas en playas

En la zona costera de Mazatlán y de Rosario se cuentan por decenas los cadáveres y restos localizados

Por  Rubén Navarro y Pedro Quintero

Uno de los ejemplares muertos fue sacado del mar y sepultado en la arena por los salvavidas.(Foto: Rubén Navarro/EL DEBATE)

Uno de los ejemplares muertos fue sacado del mar y sepultado en la arena por los salvavidas. | Foto: Rubén Navarro/EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Las playas de Mazatlán y Rosario se han convertido en un amplio cementerio de tortugas marinas en los últimos días. Han aparecido decenas de ejemplares muertos sin que exista una explicación hasta el momento.

En el puerto turístico, los cadáveres putrefactos arrastrados por las corrientes hacia la playa han atraído la atención de porteños y turistas que caminan por el malecón, quienes externaron su preocupación por la mortandad de esta especie protegida por la autoridad y que se encuentra en peligro de extinción. 

Ayer, en la franja costera aparecieron cinco tortugas marinas muertas, algunas en estado de putrefacción y ya deshechas. 

Un animal salió en Olas Altas, tres más en el malecón de la avenida Del Mar y el último en playa de la Camarón-Sábalo.

De acuerdo con personal del Escuadrón Acuático de Seguridad Pública, esta semana suman más de una decena de quelonios que han varado en las playas de Mazatlán. 

La labor que realizan los salvavidas es de sepultar los cadáveres en la arena, pese a que hay lugares donde por la noche las olas suben de nivel y vuelven a arrastrar el cuerpo, como en Olas Altas, donde solamente cubrieron los restos con arena porque la zona es rocosa y resulta complicado hacer una fosa. Esta situación molestó a algunos porteños debido a la mala imagen y al olor putrefacto que se percibía ayer por varios metros a la redonda. 

Pese a que hubo disposición de dos hombres de llevarse el cuerpo del animal a otro sitio, el salvavidas les advirtió que podrían involucrarse en un asunto legal por ser una especie protegida por las autoridades federales. 

En Rosario.

Como preocupante calificó  el encargado del programa de Protección y Conservación  de la Tortuga Marina de la UAS en las playas de El Caimanero, Rosario, Héctor Contreras Aguilar, la aparición  de tortugas muertas.

Declaró que durante la búsqueda de un joven en la playa descubrieron la presencias de estos animales muertos.

Dijo que de la zona de El Caimanero a La Guásima se contabilizaron como 10 animales muertos, uno de ellos abierto, lo que significa que fue sacrificado para sacarle los huevos. Pero de La Guásima para adelante subió considerablemente la cantidad de especímenes muertos.

El encargado de la protección de las tortugas aceptó  que no se habían percatado de este problema debido que no han empezado a trabajar, pues no se les entregó  el recurso federal que cada año recibían. 

Añadió que en ocasiones, los pescadores de mantarrayas dañan con las redes a las tortugas o bien ellas mismas se hieren debido a que están en época de apareamiento, pero en esta ocasión, el número de fallecimientos es exagerado, sin que hasta el momento se determinen las causas.