Mazatlán

Rescatan el pasado de Mazatlán como refugio de piratas

Conocidos piratas acamparon en Mazatlán llevando consigo tesoros en oro y joyas. Algunos de ellos yacen en el mar.

Por  Carmen Paredes

Una antigua casona ocupa el terreno en el cual se habría instalado un campamento de piratas.(Víctor Hugo Olivas / Debate)

Una antigua casona ocupa el terreno en el cual se habría instalado un campamento de piratas. | Víctor Hugo Olivas / Debate

Sinaloa.- Un sinfín de historia resguarda la memoria colectiva de Mazatlán que gracias al trabajo de documentación que realizan personas como el cronista Enrique Vega Ayala, poco a poco se van develando para la recreación del pasado histórico de este municipio.

Uno de los pasajes que más asombran a los estudiosos es el pasado del puerto como refugio de piratas

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Pasado belicoso 

Aunque estos personajes parecen sacados de novelas románticas, hay estudios serios que demuestran su autenticidad.

Leer más: Diez casos diarios de Covid-19 hay en Mazatlán según estima Protección Civil

Un ejemplo es la del famoso pirata inglés Thomas Cavendish, quien llegó al puerto de Mazatlán un 4 de octubre de 1587. Vega Ayala cuenta  que el pirata atracó en la Isla del Medio, estuvo en la ciudad, en la zona del Centro, en ese entonces despoblada.

Cavendish acampó para reabastecer y preparar su barco, El Deseo, fondeado en la isla de Los Venados, de donde zarpó el día 19 de octubre para perseguir al galeón español Santa Ana.

Lo saqueó el 14 de noviembre y obtuvo un gran tesoro de 60 mil monedas de oro, telas, piedras preciosas, marfiles, lanas, alimentos, tinturas y varias toneladas de barras de plata. Fue el primer gran ataque a un buque español. Este atraco marcó 110 años de ataques piratas a la flota mercante española.

Un tesoro en el mar 

Enrique Vega aseveró que el pirata no se pudo llevar todo lo que robó, pues la embarcación que manejaba era más chica que el vehículo marítimo de España.

El pirata decidió quemar el Santa Ana y lo hunde con parte de las riquezas, cerca de las costas de Baja California.

Thomas fue inspirado por el anterior pirata, sir Francis Drake. También tocó tierras años antes a bordo del Golden Hind. Ambos bucaneros lograron dar la vuelta al mundo a bordo de sus navíos e inscribirse para siempre en la historia y leyendas de Mazatlán. 

“Estuvo esperando a que pasara por aquí cerca el barco. Lo que sí se sabe es que venía de Sudamérica”, expresó Vega Ayala.

El cronista de la ciudad dijo que ese asalto pudo haber sido el más grande de la historia. Además, con lo que ganó pudo comprar su título nobiliario. El pirata que realizó el gran atraco jamás volvió al puerto de Mazatlán.

Leer más: Instalarán semáforos en playas de Mazatlán durante la Semana Santa

Cavendish regresó a Inglaterra y al poco tiempo falleció en uno de sus viajes, por lo cual se puede decir que no disfrutó los tesoros.

El Dato

Museo

En la calle Ángel Flores, entre Teniente Azueta y Doctor Carvajal, existe una vieja casona que es restaurada para servir como Casa Museo. Tiene en su entrada una placa conmemorativa en la que se advierte que fue ahí donde Thomas Cavendish acampó.

 
Ricardo Núñez Ríos es el alcalde sustituto de El Rosario, Sinaloa

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo