Mazatlán

Sanidad revisa si turistas con coronavirus bajaron a Mazatlán

Se destaca que cuando el buque estuvo en Mazatlán no había ningún sospechoso de coronavirus, pero aun así se siguen protocolos e investigan si los enfermos descendieron y a dónde acudieron

Por  Blanca Regalado

Un grupo de cruceristas dieron positivo a coronavirus.(VÍCTOR HUGO OLIVAS)

Un grupo de cruceristas dieron positivo a coronavirus. | VÍCTOR HUGO OLIVAS

Mazatlán, Sinaloa.- Ante la noticia que 21 personas han dado positivo al coronavirus a bordo del crucero Grand Princess, que hizo una escala el 17 de febrero en Mazatlán,  Sanidad Internacional investiga si las personas bajaron al puerto y cuál era su salud.

Santiago Reyes Reyes, El epidemiólogo de la Jurisdicción 6, resaltó que en la revisión que se hace de los pasajeros y la embarcación, no había ningún sospechoso ni situación de riesgo, por ello se autoriza ingreso del buque y el descenso de pasajeros.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Hoy se verifica si los personas con la enfermedad y sospechosos bajaron de embarcación a fin seguir el protocolo que corresponde y aplicar todas las medidas preventivas. Es un proceso largo, y como son extranjeros, la información fluye lenta.

Aun así, se toman las medidas que corresponden en una situación de este tipo.

El funcionario recalcó que las medidas sanitarias para  quienes ingresan por tierra, mar y aire se han intensificado. Siempre están alertas ante cualquier situación de riesgo.

Miedo

Sanidad Internacional,  Capitanía de Puerto,  Cuarta Zona Naval, Aduana y  la empresa que da servicio a cruceros están trabajando de manera conjunta con las medidas preventivas que le competen a  cada institución.

Mientras la autoridad trata de minimizar el hecho, los mazatlecos, y en  especial prestadores de servicios, así como encargados de comercios, han entrado en pánico tras las  noticia de los casos de coronavirus.

Miguel Tirado es taxista y explicó que cada vez que llega barco, todos tienen trabajo.
Mueven a los  turistas que bajan de los cruceros, platican con ellos, les abren la puerta, y en algunos casos hay hasta saludo de mano, por este motivo, les preocupa que se hayan contagiado del coronavirus.

Lucia Tirado trabaja en una tienda de conveniencia cercana a la API y dice que todos los días atienden turistas, pero ella espera que no hayan dejado la enfermedad.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo