Mundo

Berlusconi anuncia su candidatura al Parlamento Europeo

En octubre de 2012, Berlusconi fue declarado culpable de cometer fraude fiscal como parte de sus vastos acuerdos empresariales

Por  AP

El expremier italiano Silvio Berlusconi saluda durante su visita a Monserrato, cerca de Cagliari, Italia, el jueves 17 de enero de 2019. Berlusconi, de 82 años, anunció el jueves su candidatura al Parlamento Europeo en las elecciones de mayo. (Fabio Murru/ANSA via AP)

El expremier italiano Silvio Berlusconi saluda durante su visita a Monserrato, cerca de Cagliari, Italia, el jueves 17 de enero de 2019. Berlusconi, de 82 años, anunció el jueves su candidatura al Parlamento Europeo en las elecciones de mayo. (Fabio Murru/ANSA via AP)

ROMA (AP) — Silvio Berlusconi está de regreso. Una vez más.

Quien fuera primer ministro italiano durante tres periodos, y cuya vida ha sido sacudida por problemas legales, escándalos personales y de salud, y reveses políticos, anunció el jueves su candidatura al Parlamento Europeo en las elecciones de mayo.

Berlusconi, de 82 años, dijo que desea “llevar mi voz a una Europa que debería cambiar, una Europa que ha perdido su reflexión profunda sobre el mundo”.

A Berlusconi se le había impedido buscar un puesto público durante cerca de cinco años debido a una condena por fraude fiscal. Citando su buena conducta, una corte decretó el año pasado que podía contender nuevamente.

El partido Forza Italia de Berlusconi, que dominó la política italiana por un cuarto de siglo, ahora aparece en las encuestas con preferencias de un solo dígito, detrás de los dos partidos en el primer gobierno populista de Europa Occidental: la Liga, de derecha, y el Movimiento 5 Estrellas, que se opone a la clase dirigente tradicional.

Berlusconi arrancó su campaña el mismo día que el gobierno italiano dio a conocer detalles sobre la manera en que buscará cumplir dos promesas de campaña por los partidos en coalición: brindar un ingreso básico a italianos que buscan empleo y reformar las normas de un sistema de pensiones que es rechazado por muchos.

Durante una conferencia de prensa en Roma, el viceprimer ministro Luigi Di Maio subrayó orgullosamente que el gobierno había “creado un nuevo estado de bienestar social en Italia... una revolución en el mundo laboral”.

Berlusconi, un magnate de los medios, explicó en sus primeras declaraciones de campaña que desea ver una centro-derecha unida en Europa. Fue evidencia de su constante deseo de que la Liga, que fue un aliado menor a lo largo de todos sus periodos como premier, eventualmente abandone al Movimiento 5 Estrellas a nivel nacional y vuelva al redil de la centro-derecha tradicional.

“Una centro-derecha unificada y victoriosa, con sus valores e ideales, es el futuro de Italia, Europa y el mundo”, afirmó Berlusconi en Sardinia, donde posee una enorme propiedad.

En octubre de 2012, Berlusconi fue declarado culpable de cometer fraude fiscal como parte de sus vastos acuerdos empresariales. El máximo tribunal penal de Italia ratificó su condena al año siguiente.

Debido a una ley de 2012 que estipula que todo aquel que sea sentenciado a más de dos años de prisión no puede contender por un cargo público durante seis años, Berlusconi tuvo que ceder su escaño en el Senado.

Sin embargo, nunca se alejó de la política y siguió al frente de Forza Italia pese a problemas cardiacos que lo obligaron a reducir su carga de trabajo y de que la prensa se concentró más en los juicios sobre sus polémicas fiestas y su costoso divorcio de su segunda esposa.