Mazatlán

"Se veía gente con machetes, con armas", narran residentes evacuados

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Lidia Lizárraga

Mazatlán, Sinaloa.-"¡Perdimos todo! ¿Cómo le voy a hacer cuando tenga que regresar(a Cabos San Lucas)? ¿Dónde van a vivir mis hijos?" Expresa entre sollozos Rosa Aguilar, madre de cuatro niños, el último con 20 días de nacido.

Con unas mochilas y una pañalera, la mujer y sus hijos permanecerán en casa de su cuñada en lo que ella se recupera del parto y Los Cabos deja de ser una zona de riesgo para ella y sus hijos.

Residente en una zona baja de Cabo San Lucas, Rosa señala que el agua y el viento se llevaron todo lo que poseían, es por eso que decidió volver a Mazatlán, su tierra natal, que dejó años atrás en busca de una mejor vida.

Angustia y preocupación. Así como Rosa se encuentra Margarita Zataráin, quien llegó ayer con sus dos nietos, un sobrino y su hija. A cuatro días del embate del huracán "Odile", los alimentos y agua que tenían de reserva empezaban a escasear, aunado a eso las condiciones de violencia que en estos momentos se viven en este centro de playa era un peligro para ella y los suyos.

Margarita, con las lágrimas contenidas para dar tranquilidad a la familia que la acompañaba, señala que en Los Cabos dejó a su esposo, quien es médico, al igual que a una hermana y su familia quienes decidieron quedarse para cuidar lo que aún les queda.

"Allá se quedó mi esposo porque es médico, pero lo único que dejaban subir eran mujeres y niños".

Sin embargo la preocupación de lo que puede pasarles esta presente, ya que la violencia está muy fuerte.

"Se veía gente con machetes, con armas y vecinos cuidando sus calles".

Mientras todo se tranquiliza en Los Cabos, prefirió venir a casa de su madre y hermana a pasar una temporada, pues temen que en las condiciones actuales también se generen epidemias.

Puente aéreo. Ayer, a las 10:40 horas aproximadamente, llegó un avión de la Marina de México con un grupo de mujeres y niños procedentes de Los Cabos.

En su mayoría las féminas evacuadas son originarias de Mazatlán, con más de 12 años de residencia y nunca antes habían vivido una situación igual de desastre, inseguridad y vandalismo.

>

En esta nota:
  • Mazatlán
  • niños
  • mujeres
  • llegan
  • evacuados
  • Baja California
  • violencia
  • viviendas.