Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Sinaloense es arrestado seis veces por llamarse igual que delincuente

MEXICALI

MEXICALI, B.C.- El sinaloense, Miguel Ángel Rivas Hernández ha sido arrestado seis veces por llamarse igual que un sujeto acusado de robo de vehículo en Tijuana.

En enero de 2012 comenzaron sus malas experiencias con agentes de la Policía.

Miguel Ángel vivía en Mazatlán y decidió irse a trabajar a Tijuana donde por primera vez fue detenido.

Proceso publicó que en una de las últimas aprehensiones de septiembre de 2013, fue torturado por agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) al confundirlo con su homónimo, quien también se identifica con el nombre de Julio Torres Cortés, y cuya ficha figura en el padrón de personas vinculadas a procesos penales de Plataforma México.

Seis meses después, el 30 de julio, el sinaloense volvió a ser aprehendido por su "aspecto sospechoso" y viajar en un vehículo con los vidrios polarizados. Esta vez lo retuvieron en el estacionamiento de la Plaza Monarcas, al oriente de Tijuana, y horas más tarde fue liberado.

Un mes después, de nueva cuenta lo arrestaron porque su automóvil, un Jeep Cherokee, no tenía placas de circulación, aunque llevaba un permiso para circular.

Tortura y amenazas policiacas. El 2 de septiembre de 2013, policías estatales vestidos de civil, armados y en carros particulares, detuvieron a Miguel Ángel por cuarta ocasión en el bulevar Casa Blanca, cuando circulaba en un vehículo Honda.

Lo bajaron del carro y lo subieron a una camioneta RAM, donde lo sometieron en el piso y lo condujeron a un callejón, donde lo golpearon severamente, lo esposaron y cubrieron su rostro con una bolsa negra para impedir que respirara. Uno de los policías grabó la tortura en la cámara de un celular, mientras sus compañeros le exigían que se declarara vendedor de droga pero no lo hizo.

Después de que los policías se enteraron del caso del homónimo, los agentes de la PEP condujeron a Miguel Ángel a su automóvil y le advirtieron que si los denunciaba iban a agredir a su familia o le sembrarían droga para inculparlo, pues conocían su domicilio, teléfono y centro de trabajo.

Luego de los cuatro arrestos por la confusión de los agentes, en octubre de 2013 el sinaloense presentó el juicio de amparo 489/2013, que resolvió el Juez Tercero en Juicios Federales y Amparo en Tijuana, quien canceló la orden de aprehensión contra Miguel Ángel Rivas Hernández o Julio Torres Cortés.

El 26 de octubre del año pasado, un día después de ser sobreseído el delito cometido por su homónimo, elementos de la Policía Federal detuvieron a Miguel Ángel en la carretera Tijuana-Mexicali y lo trasladaron a sus oficinas en esta ciudad. Minutos después lo liberaron al corroborar su identidad.

Tras cinco arrestos ilegales, el amparo federal y el sobreseimiento del delito al que es ajeno, la identidad de su homónimo se mantiene en la base de datos de Plataforma México.

Y por sexta ocasión, el pasado 30 de junio el sinaloense fue detenido por policías municipales de San Luis Río Colorado, Sonora, una ciudad limítrofe con Mexicali, dentro de "una revisión de rutina". Dos horas después el joven de 31 años de edad fue liberado tras corroborarse su identidad.

Luego de tales experiencias, Miguel Ángel sólo espera justicia y la reparación del daño. (Con información de Proceso)