Mazatlán

Tesoro prehispánico

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Maribel Arredondo

1/9
Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Tesoro prehispánico

Mazatlán Sinaloa.-Museo Arqueológico de Mazatlán, recinto que alberga más de 300 piezas en exhibición y más de 400 guardadas, aún espera un espacio para mostrarlas a los visitantes.

Podría ser ampliado. El proyecto ya está en gestión, comentó el delegado del INAH, Francisco Ríos Avendaño.

"La idea es tener recursos para hacer una ampliación de las salas de exhibición que nos permita mostrar lo que está en la bóveda."

Indicó que ya se hizo la solicitud, se presentó el proyecto y están a la espera de la respuesta de la oficina central.

Un acervo prehispánico. Este recinto está ubicado en la calle Sixto Osuna 76, colonia Centro.

Cuenta con cuatro salas en las que se muestran piezas en su gran mayoría del sur del estado encontradas en sitios arqueológicos que están dentro del proyecto Río Baluarte, que cubre el área de Rosario, Chametla y Escuinapa.

En la primera sala hay objetos de Nayarit, Jalisco, Michoacán, Colima y del sur de México. También hay de otros municipios, entre ellos, Culiacán y Guasave, por mencionar algunos.

>

Gran parte de estos objetos fueron de uso para las labores de pesca, caza y agricultura.

En algunas vitrinas de cristal se pueden observar platos, vasijas, vasos y metates que eran utilizados en la cocina.

En un apartado especial entran los objetos para ofrendas funerarias y las urnas donde enterraban a los muertos.

Son producto de rescates de los investigadores del INAH y donaciones de particulares. Uno de los mayores donadores es Miguel Valadez.

Entre los atractivos están figurillas de barro de diversos tamaños, algunas de embarazadas, en alusión a la fertilidad; otras son platos y vasijas de barro con decorados que van desde líneas tenues hasta acabados muy llamativos; cuchillos y herramientas de trabajo elaboradas con piedra y obsidiana.

Antigüedad. La gran mayoría de las piezas del museo datan del 250 al 750 y algunas hasta 1200 después de Cristo.

Afirma que la antigüedad de los restos descubiertos en Chametla se calculó en 250 años antes de Cristo, sin embargo, no se modificará la datación que tienen las piezas del museo.

"Sí existió una manifestación de un estilo en la elaboración de cerámica y se retoma años después; es el estilo lo que se está retomando, la adaptación sería un trabajo más especializado, tendría que ver con el carbono 14 u otras técnicas, que por su costo no se han incluido en la determinación de las fechas de muchas de las piezas del acervo arqueológico."

Reiteró que gran parte de las piezas prehispánicas de Sinaloa y de otros sitios de México están en este proceso, por los costos y la larga fila para que les realicen las pruebas de carbono 14.

Sobre si las piezas encontradas en Chametla podrían estar de planta en el Museo Arqueológico de Mazatlán, el delegado enfatizó que solo podrían estar de visita ya que se busca que estén en el lugar donde fueron descubiertas.

La muerte tiene un lugar. En el Museo Arqueológico de Mazatlán se encuentran cuatro urnas funerarias de los entierros prehispánicos en el estado.

"Son de la parte sur del estado, de la última década del siglo pasado y hay una de este siglo. La manifestación funeraria es común en todo el estado, se han encontrado en todos lados. En 2012 se descubrió un entierro atípico, niños y adultos en un solo lugar."

El rescate de una urna funeraria tiene que ver con una inhumación. Transcurrido un tiempo se hace una exhumación de los huesos y son colocados en una olla de barro que vuelve a ser enterrada, junto a objetos que son ofrendas.

Esto varía según el personaje que sea enterrado.

Al analizar los restos de las urnas se ha podido descifrar la edad y el sexo.

Estudios más especializados arrojaron cuál era el régimen alimenticio, causa de la muerte y enfermedades padecidas.

En esta nota:
  • Mazatlán
  • nota
  • Museo de arte de Mazatlán
  • acervo
  • piezas arqueologicas
  • ampliación
  • remodelación Francisco Ríos Avendaños