Mazatlán

Tractor Works, cuna de la excelencia de los tractores John Deere

WATERLOO
Avatar del

Por: Orlando Samaniego

Waterloo, Iowa.- Clientes y distribuidores visitaron Tractor Works, la planta donde John Deere fabrica 27 diversos modelos de tractores para el mercado de Estados Unidos y mundial. Estos van desde los 140 hasta los 660 caballos de fuerza.

En esta planta trabajan más de mil 500 personas en tres turnos de lunes a viernes. John Deere es la empresa más importante de Waterloo, pues además de tener muchas de sus raíces en esta región, genera alrededor de 6 mil empleos directos.

En esa zona, la compañía opera una planta fundidora, una fábrica de motores y otra de transmisiones y ejes frontales. Igualmente, un almacén de repuestos, así como sus oficinas de ingeniería, donde nacen los diseños y conceptos de sus nuevas maquinarias.

Todas estas instalaciones están ligadas directamente a Tractor Works. Esta planta tiene, además, una enorme reputación en toda la zona y el país. Durante la Segunda Guerra Mundial, John Deere produjo transmisiones y otros componentes para tanques y aviones de combate.

Cambios. Durante la década de los 50, John Deere se impuso el reto de lanzar al mercado el tractor más potente y eficiente del mundo, además de totalmente rediseñado. Fue así como en 1961 la compañía presentó el modelo 4010 con un motor de 10 cilindros, un éxito total.

El triunfo que ese equipo dio a la compañía hasta la fecha es reconocido y le permitió John Deere tomar el liderazgo de ventas en el mercado de tractores a nivel mundial, que hasta entonces le pertenecía a International Harvester, sitio que había controlado por más de 100 años.

Para 1980, John Deere construyó su tractor número dos millones. Se trató de un modelo 4440 el cual fue producido en el periodo de 1978 a 1982. La unidad 2 millones hoy se exhibe en Tractor Works. Ahí también se guarda el último tractor de cada modelo distinto que John Deere deja de producir.

Fabricación. Para cuando un tractor sale rodando del proceso de armado de esta fábrica, tendrá más de 17 mil piezas distintas y contará con más componentes electrónicos que los que conformaron el cohete Apolo 1, que concluyó llegando a la Luna en los años 60.

Para ese nivel de calidad, la compañía ha invertido cientos de millones de dólares en sus líneas de producción, para hacer los procesos cada vez más eficientes y que garanticen la mayor calidad. Los clientes y distribuidores invitados por John Deere México pudieron ver todo el proceso de armado.

Esto desde que llega el chasis a la línea de producción, para posteriormente agregarle las mangueras y otras piezas básicas, seguidas del motor y la transmisión, pasando por los procesos de pintura y el montaje de las cabinas, cofres, iluminación y rotulado.

Semana de experiencias. Con la visita a la fábrica de tractores, los clientes y distribuidores de John Deere concluyeron una gira de cinco días por los sitios más importantes para la compañía.

Entre ellos visitaron la fábrica de trilladoras y cabezales y Parts Distribution Center, el almacén de repuestos más grande de John Deere en el mundo.

La semana incluyó recorridos a las oficinas centrales de la empresa, el museo John Deere Pavillion, el Historic Site en Grand Detour, Illinois; así como los exclusivos campos de golf de John Deere, sin dejar de destacar las visitas a la Torre Willis y la Bolsa de Granos en la ciudad de Chicago.

Visitan la casa de John Deere

El poblado de Grand Detour, Illinois, recibe visitas de turistas de varios países del mundo año con año. El motivo: fue ahí donde un herrero de nombre John Deere desarrolló un arado de acero en 1837, que cambiaría la historia de la agricultura norteamericana y mundial en el siglo pasado. A ese sitio, actualmente convertido en un impecable museo, asistieron clientes y distribuidores de México, Argentina, Colombia, El Salvador, Nicaragua y Panamá, invitados por John Deere México.

En esta nota:
  • Waterloo
  • Iowa
  • John Deere
  • tractores
  • maquinaría
  • fábrica
  • Chicago
  • empresa.