Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Un paseo por el pasado; Los muchos Pino Suárez

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Ahora que un nuevo plan para la regeneración del mercado Pino Suárez vuelve a confrontar a los comerciantes que integran la Unión de Locatarios de ese centro, nos hace recordar la larga historia que ya tiene este edificio.

Desde su inauguración el 5 de mayo de 1899, los mazatlecos han visto muchos mercados Pino Suárez. Se podría decir que cada generación de nuevos ciudadanos tiene su idea y sus recuerdos de lo que ha sido y significado ese centro de abastos.

Y es que de acuerdo con el acervo fotográfico de Mazatlán, el edificio se ha mantenido en una perpetua metamorfosis.

Los cronistas de finales del siglo 19, lo describen como una joya arquitectónica con la cual, el gobierno en turno pretendía refrendar el orgullo de ser un municipio en pleno desarrollo que aspiraba a tener una arquitectura de vanguardia, como en las ciudades europeas.

No obstante, un conflicto entre comerciantes no hizo posible que el "palacio de hierro" operara sino hasta un años después de su inauguración.

No pasaron más de cinco años, cuando los mazatlecos volvieron a quejarse de las condiciones de insalubridad y deterioro en la que operaba el mercado. Las mesas de mármol importado se encontraban cuarteadas, los vidrios quebrados y la basura llenaba los pasillos, según consta en el recuento de algunos cronistas.

En plena guerra de la revolución, los locatarios tenían que correr a guarecerse cuando las cuadrillas de revolucionarios disparaban desde el Cerro de la Nevería, cuando veían un destacamento de federales. Entonces parte del techo del mercado no estaba colocado.

En 1951, el mercado volvió a cambiar cuando la administración Municipal de Amado Guzmán construyó el anexo poniente del edificio para ofrecer el servicio de restaurante.

Con ello, una de las fachadas más bellas del mercado quedó cubierta y desapareció la explanada.

Luego, a lo largo de los años 70 y 80 las fachadas empezaron a ser cubiertas por la creciente instalación de locales, hasta que los diseños arquitectónicos que lo hacían único en todo el Pacífico, quedaron ocultos.

Hoy se está en espera de un nuevo cambio que pretende devolverle el fulgor al gigante de hierro.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdebate.de.mazatlan%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=258&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=false&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:258px;" allowTransparency="true"></iframe>

<iframe allowtransparency="true" frameborder="0" scrolling="no" src="//platform.twitter.com/widgets/follow_button.html?screen_name=DBT_Mazatlan"

style="width:300px; height:20px;"></iframe>