Mazatlán

Vecinos, desesperados por la falta de agua potable en Mazatlán

Si este domingo no queda resuelto el problema de desbasto de líquido, los habitantes de El Habal van a tomar la carretera hasta que la autoridad los escuche

Por  Blanca Regalado

Los vecinos claman por agua y advierten que extremarán sus acciones de protesta.(Víctor Hugo Olivas)

Los vecinos claman por agua y advierten que extremarán sus acciones de protesta. | Víctor Hugo Olivas

Mazatlán, Sinaloa.- Habitantes de El Habal están desesperados y molestos por la falta de agua. Cuando llegan las pipas, corren detrás de ellas y  exigen que les llenen sus tambos, pilas o cubetas.

Ayer, el líquido de dos pipas resultó insuficiente para atender la demanda de decenas de familias.

Los encargados de repartir el agua les dicen que traen su lista y dejan a varias amas de casa con sus cubetas vacías.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Reclamo

“¡Agua!, agua!, agua!”, reclaman los vecinos concentrados a un lado de la iglesia para esperar a las pipas y obligarlos a que les den agua, pero se les agotó.

Mientras que los habitante de El Habal estamos con la lengua de fuera, el alcalde se pasea por Colombia

, resaltó María Esther García.

Guadalupe Flores, María Ivone Tejeda y Esther García advirtieron que si la autoridad no soluciona hoy el problema, mañana van a tomar la carretera. Hombres y mujeres del pueblo dicen estar dispuestos a todo por el agua, ya que no hay ni en los tiros.

Aseguran que en ninguna administración habían padecido tanto la escasez. El recibo sí les llega puntual cada mes, con el cobro de 114 pesos.

Los que menos tenemos dinero somos los que pagamos,  pero el agua la surten a los que más dinero tiene y no cumplen con sus pagos, recalcó Ivone Tejada.

Distribuyen 

Los encargados de llevar el agua en pipas dicen que entienden la molestia de las personas por la falta de agua, pero ellos no tienen la culpa.

Las pipas son de 10 mil litros y resultan insuficientes para atender la demanda. Hay vecinos que se ven obligados a comprar pipas de agua en 900 y mil pesos.

Guadalupe Flores refiere que se ven obligadas a adquirir agua de garrafón para bañarse. Ella tiene que venir a Mazatlán a hemodiálisis tres veces por semana. Por su problema de salud debería estar en reposo, pero tuvo que andar detrás de las pipas, y a final de cuentas no consiguió que le dejaran agua.