Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Vecinos y restauranteros se oponen al Bandódromo

MAZATLÁN

Los propietarios de restaurantes piensan que les van a colocar venta de cerveza afuera, igual como en carnaval.

La rúa Olas Altas fue la primera en ser cerrada por el Ayuntamiento de Mazatlán.

La zona de Olas Altas será escenario del bandódromo para escuchar música en Semana Santa.

Vecinos y restauranteros se oponen al Bandódromo

Mazatlán, Sinaloa.- Vecinos, comerciantes e integrantes del cabildo, calificaron la instalación del bandódromo en la zona de Olas Altas, durante Semana Santa, como una decisión unilateral y fuera de todo consenso.

Los comerciantes señalan que la realización del evento gratuito es una competencia desleal.

Algunos restauranteros ubicados dentro de la zona de Olas Altas consideran que el bandódromo no les beneficiará en absoluto, pues se repetirá la situación que viven durante el carnaval, cuando las personas beben en las calles y los locales comerciales permanecen vacíos.

Propietarios de lugares como Puerto Viejo, Copa de Leche y de los alrededores señalaron que para el periodo santo, por lo general tienen buena demanda, pero ahora lo están dudando porque el consumo de bebidas en la calle ahuyentará al turismo familiar.

Los vecinos de las calles Olas Altas, Ángel Flores y Pedregosa pusieron el grito en el cielo porque ahora, igual que durante el carnaval, volverán a soportar borrachos, autos que les tapan las cocheras y la música estruendosa que no les deja dormir.

Vecinos inconformes. María del Refugio Tirado, vecina de Olas Altas, criticó que las autoridades hayan decidido realizar el bandódromo basado solo en los intereses económicos, beneficiando a los empresarios.

En tanto las familias que habitan en los alrededores, ni siquiera les preguntaron o al menos les avisen que no vivirán una Semana Santa tranquila.

"Estamos escuchando que nos van a poner otro carnavalito, que no queremos, porque nosotros somos los afectados, porque nos encierran sin poder salir en casos de emergencia, los autos nos bloquean las cocheras y a los borrachos los tenemos en las puertas de nuestras casas".

Otros habitantes de la Ángel Flores y Pedregosa, de igual forma están inconformes porque en lugar de tener una zona tranquila para guardar los días de Semana Santa, como lo manda la fe católica, serán sometidos a otro caos vehicular y de gente tomada caminando por el centro histórico.

Competencia desleal. Los propietarios y administradores de negocios ubicados en la zona del Centro Histórico, rechazaron la realización del evento.

Consideran que el evento solo beneficiará a las cervecerías como ocurre en carnaval, expresó Ruth Martínez, administradora de un restaurante en la zona.

"Yo trabajo aquí y en la Semana Santa es cuando tenemos buenos ingresos, ojalá las autoridades pensaran en los establecimientos que están aquí todo el año y que nos preparamos para tener buenas ventas, pero con esto que van a hacer no creo que nos vaya bien".

Recordó que durante carnaval, las barras de cerveza las tenían enfrente y los meseros tuvieron que salir a vender en bolsas las bebidas para poder sacar la inversión porque la gente no se metía a los negocios establecidos de Olas Altas.

Sin consulta a cabildo. Pero la decisión de instalar el bandódromo, tampoco pasó por la aprobación del cabildo mazatleco, expuso el regidor Guillermo Quintana Pucheta.

"Acaban de tomar la decisión del bandódromo y no sabemos (regidores) si lo quieren hacer como el carnaval, quiero decirte que es una decisión que debe pasar por cabildo porque habrá manejo de alcohol".

Cuestionó que no hubo licitación ni asignación del evento.

"Es verdad que los músicos ocupan trabajar, pero hasta el día de hoy desconozco el plan del Ayuntamiento y lo que veo es una decisión unilateral fuera de consenso, y el Ayuntamiento no es el presidente municipal, sino los 18 regidores, por tanto debe pasar la decisión por el cabildo".

Consideró que la realización del evento en Olas Altas compromete temas como la seguridad, y por ende, deben ser planeados desde varios meses atrás, contemplando cuatro factores importantes, desde cómo les impactará a los ciudadanos locales, a los comerciantes y restauranteros que viven y laboran en la zona de Olas Altas.

Otros de los factores que deben medirse es cómo afectará el evento a los transportistas que se verán afectados en esos días y lo más importante pensar en informar a los turistas que vendrán.

"Pienso que por falta de tiempo y a una semana antes de las vacaciones, la efectividad del plan vial será reducida, aún y que se diga que lo peor es no hacer nada para ordenar lo que se viene en afluencia turística".

Insistió que una cosa es que los cuerpos de seguridad sepan qué es lo que tienen que hacer en los días más críticos de afluencia por la Zona Dorada, pero si la ciudadanía no sabe de los planes los resultados no serán exitosos.

Los antecedentes. Como se recordará, el proyecto de hacer un bandódromo surgió por la petición de los empresarios de que se liberara la Zona Dorada durante las vacaciones de Semana Santa, sobre todo el fin de semana de mayor afluencia de carros y de personas.

El Ayuntamiento decidió crear el Bandódromo para evitar que las personas que desean escuchar y bailar música de banda, lo hagan sobre el malecón o en las avenidas, donde se genera congestionamientos viales.

En el paseo Olas Altas se instalarán cuatro escenarios con música y los músicos de banda podrán fluir y tocar libremente dentro de la zona delimitada hasta las 04:00 horas.

Las claves de la controversia

El Bandódromo pretende evitar que las personas que desean escuchar y bailar música de banda, lo hagan sobre las avenidas de la zona hotelera.

El Bandódromo es organizado por el Ayuntamiento y en él se invertirán cerca de medio millón de pesos por la contratación de grupos.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán