Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Venadean a Estatales; hay un comandante muerto

INSEGURIDAD

Ambulancias de la Cruz Roja atienden a los heridos.

Uniformados buscaron a los responsables de la agresión en donde se dijo efectuaron los disparos.

Decenas de elementos prestaron apoyo en el resguardo del lugar y búsqueda de los agresores.

El elemento herido en la nuca al ser atendido.

Decenas de casquillos percutidos quedaron en el lugar.

Patrulla en la que viajaba el hoy occiso comandante.

Venadean a Estatales; hay un comandante muerto

Mazatlán, Sinaloa.- Raymundo Mercado López, el comandante de la Policía Estatal Preventiva destacamentado en la sindicatura de La Noria, murió de un tiro en la cabeza durante una emboscada perpetrada por civiles armados con rifles de alto poder.

Tres policías más resultaron heridos, en hechos ocurridos la mañana del sábado por la carretera estatal, en la zona conocida como La Virgen, cerca de la comunidad de San Marcos.

> Los policías heridos. Los lesionados dijeron llamarse Vicente Santiago Vázquez Hernández, de 36 años, conductor de la patrulla 2244, quien presentó un rozón de bala en brazo derecho, y Juan de Dios Aceves García, de 37, este presentó una herida profunda de bala en ante brazo izquierdo.

Juan Luis Beltrán Quiriarte, de 27 años, presentó un rozón de proyectil de arma de fuego en la nuca.

Todos son de la capital sinaloense.

Trascendió que en la patrulla 2416 viajaba como copiloto el comandante hoy fallecido, López Mercado, quien es originario Navolato; en la patrulla 2412 viajaba el agente Aceves y en la 2244 viajaba Vázquez Hernández.

La hora del ataque. A las 08:40 horas las cuatro patrullas de la PEP salieron de la comunidad de Nuevo San Marcos, tras efectuar un recorrido de vigilancia por calles de la comunidad, el convoy se enfiló por la carretera estatal hacia la sindicatura de La Noria.

A un kilómetro de Nuevo San Marcos se registró un primer ataque a tiros contra las patrullas, el vehículo 2412 fue atacado en las llantas.

En esta agresión resultaron heridos Vázquez Hernández, Juan de Dios y Beltrán Quiriarte.

Los agentes heridos alcanzaron a transbordar a otra patrulla con la ayuda de los agentes, abandonando la patrulla 2412.

Los policías repelieron la agresión para iniciar la huida hacia La Noria.

El grupo pasó la zona de La Virgen sin problema, pero a toda velocidad.

Los tallones de los neumáticos marcados sobre la cinta asfáltica son huellas de la velocidad de las patrullas sobre las curvas de la carretera.

Sin embargo, dos kilómetros más adelante del sitio donde se registró el primer atentado, fueron sorprendidos por una segunda lluvia de balas.

La camioneta 2244, en la que viajaba el comandante, presentó varios tiros certeros dirigidos contra Mercado López.

Los gatilleros los flanquearon nuevamente.

El ataque estaba planeado y dirigido.

Desde una parte baja un grupo de pistoleros atacó al convoy de patrullas que huía de la primera agresión, y otro grupo, desde arriba de una loma, también accionó sus armas de fuego contra las patrullas.

La unidad del comandante terminó su recorrido fuera de la cinta asfáltica y quedó con un neumático destrozado, fue en esta agresión cuando lograron quitarle la vida a Raymundo López Mercado.

Tras el ataque, los civiles armados emprendieron la huida por entre el monte, con posible dirección hacia la comunidad del antiguo San Marcos.

Los agentes ilesos solicitaron refuerzos a los demás elementos que se encontraban en la base de La Noria.

En el lugar del atentado se dijo que en la segunda emboscada fueron al menos 20 sujetos armados los que atacaron a los policías. En el primer ataque ni los vieron.

Se movilizan cuerpos de auxilio. Tras la noticia, cuatro ambulancias de la Cruz Roja se trasladaron a la comunidad de El Habal y se instalaron en el entronque de la carretera Habal-La Noria.

La intención era esperar a los heridos y trasladarlos al hospital.

La patrulla 2244 fue la primera en llegar a donde estaban las ambulancias.

Los heridos fueron atendidos y trasladados sin demora al hospital.

De inmediato, elementos de la Armada, Ejército, Policía Municipal, Estatal Preventiva, Policía Ministerial y personal de Protección Civil se trasladaron al lugar de la agresión.

Una vez en el sitio del segundo ataque, el cuerpo del comandante fue levantado por personal de la funeraria de guardia.

Personal del Ministerio Público tomó conocimiento de los hechos y recogió decenas de cascajos de diversos calibres y de rifles de alto poder. Los policías atacados dijeron que les dispararon en un inicio desde lo alto de un cerro, donde se ubica una antena metálica.

Los peritos realizaron indagaciones en la zona pero no localizaron cartuchos percutidos.

Los cuerpos policiacos realizaron un recorrido en busca de los delincuentes por la comunidad del Nuevo San Marcos y el Viejo San Marcos sin resultados.

El secretario de Seguridad Pública Municipal, Juan Antonio Murillo Rojo, acudió en apoyo de los estatales.

Por su parte, Óscar Roberto Osuna Tirado, encargado de la Unidad de Protección Civil Municipal, acudió de apoyo con una ambulancia y paramédicos hasta la comunidad de San Marcos.

La atención tras el llamado de la balacera

Luego de que se dio aviso de lo sucedido, al lugar se trasladaron Ministeriales, Estatales, Municipales, Cruz Roja, y Protección Civil.

Los tres agentes heridos fueron trasladados en otras unidades al entronque de El Habal, en donde fueron estabilizados y trasladados al nosocomio por Cruz Roja.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán