Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Viudas del San Andrés sufren la indiferencia de las autoridades

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Con el mar como testigo y cargadas de flores, frente al altar de la virgen de Guadalupe del embarcadero La Puntilla, las esposas, hijos y amigos de los hombres de mar que perecieron durante el naufragio del pasado 17 de enero del 2013, recordaron entre rezos, dolor y tristeza la pérdida de sus seres queridos.

Las fotografías de los marineros Luis Nohel Torres Medina, Mario Bonilla y Javier Robles, fueron colocadas en el altar de la morenita, mientras los presentes rezaban, solidarizándose con el dolor de las tres viudas que jamas volvieron a ver a sus compañeros de vida.

Con la pena reflejada en los ojos, los familiares de los pescadores arrojaron flores al mar, como símbolo de amor por sus seres queridos que desaparecieron a bordo del barco San Andrés, que zarpó con rumbo a las Islas Marías.

Y el dolor de la pérdida aumentó por la indiferencia que ven en las autoridades para cumplir, al menos con el pago de una pensión.

Los trámites han sido tan lentos y engorrosos, que la mayoría de ellas no cuentan ni siquiera con las actas de defunción.

La lucha sigue. Con la mirada perdida y la voz firme, Martha Cecilia Robles, viuda del maquinista Torres Medina, explicó que tras la pérdida de su esposo, la vida para ella y sus dos hijos ha sido difícil, al igual que el resto de las viudas, debido a la falta de apoyos por parte de las autoridades gubernamentales.

"Ha sido difícil, pero a Dios gracias que hemos salido adelante, nada más hemos contado con el apoyo de las becas, las despensas y lo poco que podemos trabajar, pero ha sido difícil, porque una cosa era que nosotros ayudáramos un poco en nuestro hogar, a que hoy nos corresponda el gasto total de nuestra casa, por que no nos liberan los papeles para la pensión".

Robles explicó que en los siguientes días tratará de continuar con los trámites para la expedición de actas de defunción, sin embargo, debido a la burocracia dentro del gobierno, podría tardar hasta un año y medio en que puedan acceder a la pensión que les corresponde por la pérdida de sus esposos.

"Hace unos días nos volvimos a reunir con la Juez, para iniciar este lunes la demanda en presunción de muerte, las cuales nos explicaron que tardarán seis meses para entregarnos las actas y otros seis o siete meses los trámites en el seguro, lo que nos indica que pasaría más de un año para que nos dieran las pensiones".

Asimismo, señaló que a un año de la pérdida, ella y las otras dos viudas Mayra Lizárraga y Laura Pérez, mantienen la esperanza de algún día recuperar los cuerpos de sus esposos.

La desaparición

El Barco San Andrés naufragó luego de zarpar a las Islas Marías y jamás se le pudo ubicar.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán