Mazatlán

Vuelca tráiler y bloquea carretera libre Mazatlán-Culiacán

Rescatistas de San Ignacio, Elota y Mazatlán acudieron a brindar el apoyo para liberar al hombre. Cierran la carretera por más de siete horas

Por  Yolanda Tenorio

Decenas de automovilista y choferes de camiones se encuentran varados a la altura del kilómetro 70, a la altura del poblado El Limón de Los Peraza(EL DEBATE)

Decenas de automovilista y choferes de camiones se encuentran varados a la altura del kilómetro 70, a la altura del poblado El Limón de Los Peraza | EL DEBATE

San Ignacio.-  Como consecuencia de una volcadura, el chofer de un tráiler blanco, propiedad de Transportes Terrestres Hermant, quedó prensado entre los fierros retorcidos de la cabina de a pesada unidad, por lo que se tuvieron que invertir siete horas en su rescate.

El accidente

El accidente ocurrió a las 12:00 horas de ayer en el kilómetro 70 de la carretera federal México 15, a la altura del tramo conocido como Las Bateas. El conductor, quien fue identificado como Jorge Armando S, de 36 años y vecino de la Ciudad de México, se dirigía hacia Culiacán, y en una curva pronunciada perdió el control de la unidad, la cual transportaba cartón, quedó volcada sobre su costado derecho.

Personas que pasaban por el lugar de inmediato solicitaron el apoyo de las servicios de auxilio pues el chofer no pudo salir, ya que sus piernas quedaron prensadas.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Algunos automovilistas quisieron ayudar pero fue imposible sacar al conductor, por lo que tuvieron que esperar.

Foto EL DEBATE

A este complicado y tardado  rescate se sumaron elementos del Ejército pertenecientes al 110 Batallón de Infantería, paramédicos de Cruz Roja Coyotitán, personal de Protección Civil y bomberos de Elota, agentes de Proximidad Social, de Seguridad Pública Estatal y Municipal.

Tras cerca de cuatro horas de maniobras, no pudieron hacer mucho por falta de herramientas especiales, por lo que solicitaron la ayuda de Bomberos y Protección Civil de Mazatlán.

El rescate

Después de poco más de siete horas de arduo trabajo y de utilizar varias herramientas, pudieron liberar las piernas del chofer, quien ya se encontraba débil.

Durante el proceso, todos se turnaban para refrescar con ayuda de cartones al herido, pues el calor era intenso. Algunos militares y elementos estatales se desvanecieron por deshidratación al estar bajo los rayos del sol mientras prestaban auxilio, por lo que tuvieron que ser atendidos por paramédicos de Cruz Roja.

Las horas pasaban y la temperatura aumentaba, y con ello la necesidad de líquido para los voluntarios. Al conocer la situación, el alcalde Iván Ernesto Báez Martínez envió una gran cantidad de suero, agua y bebidas hidratantes para ellos, quienes se mostraron muy agradecidos por este noble gesto del edil.

Fue una gran cantidad de medicamento y suero el que los paramédicos aplicaron al chofer para que se mantuviera con vida e hidratado, pues una de las piernas prensada se encontraba destrozada y presentaba pérdida de sangre. A las bombas utilizadas para las maniobras se les terminó el combustible. Entre los propios automovilistas comenzaron a correr la voz y sacaron de sus tanques.

Este percance provocó largas hileras de automóviles, que permanecieron varados por más de seis horas, pues el tráiler quedó prácticamente ocupando los dos carriles. Los autos pequeños que se dirigían a Mazatlán comenzaron a retornar para tomar la maxipista, mientras que las unidades pesadas se tuvieron que quedar hasta que el tráfico fue liberado pues no podían hacer esta maniobra.

El logro

El lugar se llenó de decenas de curiosos que al ver que el conductor fue liberado, comenzaron a aplaudir. Incluso, un policía estatal que fue bombero y participó de principio a fin en el rescate, se sentó a la orilla de la carretera y exhausto derramó unas lágrimas al ver que tanto esfuerzo rindió frutos. Sus compañeros lo consolaron y felicitaron por su gran valor.

Fue necesario utilizar dos grúas para lograr el objetivo. El hombre fue trasladado a bordo de la ambulancia de Cruz Roja al IMSS, donde ya estaba todo listo para ingresarlo a quirófano.