Mazatlán

Sinaloa, zona minada para los periodistas

Pese a no ser un país en guerra, México está por encima de Irak y por debajo de Siria con más reporteros asesinados

Por: Blanca Regalado

Sandra Turati, en compañía de Raquel Zapién y Cecilia Barrón.  Foto:EL DEBATE/ Victor Hugo Olivas

Sandra Turati, en compañía de Raquel Zapién y Cecilia Barrón. Foto:EL DEBATE/ Victor Hugo Olivas

Mazatlán.- La periodista independiente Marcela Turati, experta en  temas sobre de derechos humanos, narcoviolencia, y que es colaboradora de medios de Chile, Argentina, Colombia, Ecuador, Perú y Estados Unidos, disertó la conferencia “Por un periodismo de esperanza. 

Resaltó que México no tiene una guerra declarada, es una nación de  paz, pero es donde más asesinatos contra periodistas se registran. En algunos casos,  México está por encima de Irak, y en otros, por debajo de  Siria.

Foto: EL DEBATE/ Victor Hugo Olivas

La periodista vino a Sinaloa a participar en las  actividades por el primer aniversario luctuoso del periodista y escritor Javier Valdez, asesinado en  Culiacán el 15 de mayo de 2017.

Dijo que Sinaloa es una entidad de alto riesgo para ejercer el periodismo. 

Foto: EL DEBATE/ Victor Hugo Olivas

Ha pasado un año del homicidio de Javier Valdez  y no está clara la investigación  ni los resultados. Mientras no se detenga a los responsables materiales y se diga cuál fue el móvil, es una mala señal de que cualquiera puede silenciar a un reportero en la entidad y no pasa nada, refirió.

En “nuestro” país no mueren reporteros en fuegos cruzados u otros tipo de accidentes, aquí son ejecutados. Los buscan en sus domicilios en los medios para silenciarlos.

Es grave pero es muy fácil amenazar y matar, pues saben que no va pasar nada, apuntó  Turati.

Esta conferencia fue convocada por el  Colectivo de Periodistas por la Paz y la Libertad de Expresión, de Mazatlán.

Foto: EL DEBATE/ Victor Hugo Olivas

En el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Sinaloa, ante estudiantes habló  de lo que la llevó a dedicarse a hacer periodismo de esperanza.

Narró una de las misiones que cubrió en un pueblo de Chiapas, sobre la desnutrición. 

Insistió e invitó a los jóvenes a tener claro que el periodismo debe ser para denunciar los abusos. Pero también para dar esperanza a los ciudadanos.

En esta nota:
  • narcoviolencia
  • Sinaloa
  • periodistas