Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mazatlán

Pescadores son traicionados por las aguas del mar

La lancha donde pescaban se voltea frente a la playa de Cerritos; salvavidas realizan el rescate

Por: Roberto Gil Ríos Sánchez

Los rescatados tomaron un descanso en la arena de playa Cerritos. Foto:DEBATE/Roberto Gil

Los rescatados tomaron un descanso en la arena de playa Cerritos. Foto:DEBATE/Roberto Gil

Mazatlán.- Dos hombres pescadores vieron expuestas sus vidas, ayer por la mañana, cuando la panga en la que pescaban se volteó en el mar debido al fuerte oleaje, en el área de Cerritos.

El incidente tuvo lugar al filo de las 10:00 horas, a la altura del acceso a la playa que se encuentra junto al cárcamo de agua de Jumapam.

Según los propios protagonistas, el motor presentó una falla cuando se encontraban trabajando, por lo que optaron por remar hacia la orilla.

La lancha fue anclada frente a la playa. Foto:DEBATE/Roberto Gil

Cuando se encontraban a poca distancia de la playa, el clima les jugó una mala pasada y el mar se puso en su contra, volcando la pequeña embarcación en la que iban a bordo, que lleva por nombre Gato Volador.

Algunos vecinos del lugar, que realizaban sus ejercicios cardiopulmonares en la arena, se percataron de lo ocurrido y se comunicaron con el salvavidas de guardia en el área de Playa Brujas, quien se comunicó por radio con un colega en área de La Marina.

Fue gracias a la ayuda de los elementos del Escuadrón de Rescate y Salvamento Acuático, y también a que los pescadores sabían nadar, que pudieron salir sanos y salvos.

Los pescadores salieron con la esperanza de capturar especies y llevar el alimento a sus casas, pero la descompostura del motor y las fuertes corrientes terminaron por arruinarles la pesca. Foto:DEBATE/Roberto Gil

Los hombres se identificaron como Alfredo N, de 43 años, y Manuel N, de 70, quienes manifestaron solo sentirse cansados por haber nadado y con algo de frío a causa del viento que corría.

Estratégicamente, cuando don Manuel y don Alfredo estaban en el agua, lanzaron el ancla de la panga, para que esta no terminara a la deriva mientras llegaba la ayuda.

Momentos más tarde, arribaron al lugar familiares de los pescadores, quienes les ayudaron a subir sus cosas a una camioneta y los llevaron a sus respectivos domicilios, mientras otra embarcación acudía para jalar al Gato Volador hacia la playa norte.  

En esta nota:
  • Playa Cerritos
  • naufragio
  • pescadores
  • Mazatlán