Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mazatlán

Avanzan en preparativos para la zafra camaronera

Cooperativistas de la zona de El Walamo elaboran las “mangas” que formarán los “tapos” en sus esteros

Por: Orlando Samaniego

Elaborar las “mangas” requiere de destreza y precisión. Foto: Víctor Hugo Olivas

Elaborar las “mangas” requiere de destreza y precisión. Foto: Víctor Hugo Olivas

Mazatlán.- Pescadores de la zona de El Walamo, en específico de la Cooperativa Nueva Sinaloense, ubicadas en el estero de El Ostial, avanzan en los preparativos para la próxima temporada camaronera.

Lea también: Buen inicio de temporada de pesca de jaiba

Durante esta semana han estado trabajando en la elaboración de “mangas”, una especie de tarima compuesta por delgadas varas de otate, las cuales son atadas con fuerza, que dejan pasar el agua pero no el camarón.

Muestran destreza

Con pies descalzos –para no romper las varas– y con gran habilidad en el trabajo manual, seis pescadores realizan el mismo trabajo, con una mecánica casi idéntica, mientras un séptimo les va pasando una a una, las varas que formarán la “manga”.

En el proceso, algunas de las piezas de otate se van descartando por no dar la calidad requerida e inmediatamente se sustituye por otra, en un proceso que no se detiene hasta que cada “manga” queda terminada. 

 Las “mangas” se guardan y se colocarán en cinco semanas. Foto: Víctor Hugo Olivas

Aunque no se trata de la línea de producción de una fábrica, hay un orden en cada paso del proceso y dos personas que sobresalen sobre el resto, para coordinar el trabajo, que se hace con mucha rapidez y precisión.

En poco menos de 5 minutos, los pescadores armaron una “manga” de 110 varas, la que tras quedar bien formada y con amarres perfectos, es emparejada en sus puntas a golpe de una filosa hacha.

Posteriormente, son almacenadas, pues serán colocadas en cuatro o cinco semanas más en la boca que divide a El Ostial de otros esteros como El Botadero.

Será un espacio aproximado de 50 metros los que conforman el “tapo”, para el cual harán más de 50 “mangas”.

Asumen gastos

Por estos trabajos, los cooperativistas están desembolsando una importante cantidad de dinero. Tan solo, cada vara de otate tiene un valor de 8 pesos. Estiman que únicamente por las varas desembolsaron más de 16 mil pesos.

A los pescadores que trabajan en la elaboración les pagan 200 pesos diarios. A eso se agrega el costo del mecate con que arman las “mangas” y los costos de remolques, además de que ellos siguen patrullando los esteros por la presencia de changueros. Afirman que la presencia de elementos de la Marina es insuficiente, por eso ellos también vigilan. 

Aquí se colocarán lo “tapos” para retener al camarón. Foto: Víctor Hugo Olivas

En general esperan que sea una temporada positiva. Refieren que hace unos días se realizaron muestreos y las autoridades les dijeron que había buen volumen de camarón, actualmente en etapa reproductiva. Esperan que con la producción puedan salir de deudas y “les quede algo”.

Este año no les llegaron apoyos, por lo cual son muy pocos los pescadores que se mantienen en los campos, pues en temporada de veda deben dedicarse a otras actividades para sacar para algo de dinero para sus familias. 

En esta nota: