Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
El Papa Francisco posa con los mexicanos en la Plaza de San Perdo, en el Vaticano. Foto: AFP

El Papa Francisco posa con los mexicanos en la Plaza de San Perdo, en el Vaticano. Foto: AFP Fotógrafo: ALBERTO PIZZOLI

Mundo

Con danzas y penachos, mexicanos sorprenden al Papa en Vaticano

Un grupo procedente de Quintana Roo llegó a la audiencia semanal del pontífice en Roma

Por: Diana Hurtado

Ciudad del Vaticano (AP) - El papa Francisco lamentó hoy en su audiencia semanal que las autoridades eclesiásticas irlandesas no respondieron a los delitos de abusos sexuales en su primera aparición pública en el Vaticano luego de acusaciones de que él mismo encubrió las prácticas de un cardenal estadounidense.

El Papa Francisco realizó hoy su audiencia semanal. Foto: AP

Leer también: Papa 'pide perdón a Dios' por escándalos de abuso

El pontífice dedicó su audiencia general de los miércoles a su visita a Irlanda, donde el escándalo de los abusos sigue dando de que hablar.

Leer también: Las familias son la esperanza de la Iglesia y del mundo: Papa Francisco

Por otra parte, un grupo de mexicanos procedentes de Quintana Roo asistieron a esta audiencia y sorprendieron al Papa Francisco con sus coloridos atuendos y penachos. 

Foto: AP

El pontífice los saludo y aprovechó para tomarse fotografías con los visitantes, quienes atrajeron la mirada de todos en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. 

México presente desde Roma, Italia

Mujeres y hombres del grupo étnico cubrieron sus cuerpos con pintura, plumas, penachos, trajes típicos de México y una manta con la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Muy contento posó el pontífice con los mexicanos en la Plaza de San Pedro. Foto: AFP

Al ritmo de las sonajas danzaron en la plaza religiosa, mientras el Papa los bendijo y agradeció su visita desde el país mexicano. 

El grupo étnico baila en la plaza de Roma. Foto: AFP

Por último, en su audiencia, Francisco omitió una frase de su discurso preparado que señalaba que durante su paso por Irlanda rezó para que la Virgen María interviniera para darle fuerza a la Iglesia para "perseguir firmemente la verdad y la justicia" para ayudar a las víctimas a sanar.

Foto: EFE

En Estados Unidos, obispos y laicos por igual han reclamado una investigación independiente para determinar quién y cuándo estaba al tanto de los abusos de McCarrick y cómo pudo ascender en la jerarquía a pesar de que era un secreto a voces que habitualmente invitaba a los seminaristas a su casa en una playa de Nueva Jersey y a su cama.

En esta nota: