Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

A víctimas del Heaven, "las escogieron al azar"

CASO HEAVEN

MÉXICO, D.F., mayo 26 (EL UNIVERSAL).- Aun año del secuestro de 12 jóvenes del bar Heaven, la familia de Jerzy Ortiz sigue en el barrio de Tepito, en el mismo lugar en el que, primero, vieron caer a Jorge Ortiz, El Tanque y luego, se enteraron del asesinato de Jerzy, hijo de quien actualmente se encuentra recluido en un penal de Hermosillo, Sonora, acusado de extorsión.

Las indagatorias de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) apuntan a que Jerzy y Said Sánchez (hijo de Alejandro Sánchez, El Papis, socio de El Tanque) intentaron mantener la red de narcomenudeo que iniciaron sus padres y ello los llevó a confrontarse con la escisión del Cártel de La Unión, es decir, con La Unión Insurgentes.

De la familia Ortiz Ponce, es Leticia, madre del chico asesinado a los 16 años, quien levanta la voz y asegura que no oculta nada.

Su rostro mantiene la frialdad que la caracterizó en estos 12 meses. Dice que seguirá buscando justicia para su hijo: "Ya lo enterramos, pero eso no significa que deje de estar chingando al procurador para que meta a la cárcel a todos los que estén involucrados, porque ése será el último regalo para mi hijo"

Cony García, tía de Said Sánchez y una de las que se ha mantenido al margen de los reflectores, también pide justicia: "Si las autoridades creen que con la entrega de los cuerpos nos vamos a quedar conformes están mal".

Julieta González, madre de Jennifer Robles, sigue con el coraje atravesado. Apenas el pasado jueves sepultó a su hija y se enteró que la PGJDF detuvo a El Javis, presunto autor intelectual del "levantón" de los jóvenes.

"Son chingaderas. Nadie nos dice que avances hay. Como no son sus hijos y son de Tepito a nadie les importa", afirma Julieta.

Agrega que no van a "dejar de molestar" hasta que detengan a todos los culpables.

"Que nos digan por qué le hicieron esto a mi niña, la mataron como perro y quiero castigo para ellos, esto no se va a quedar así", expone la madre a gritos.

El resto de las madres han preferido mantener este sufrimiento en familia. Sin embargo, a decir de Leticia Ponce, todas están en la misma sintonía y exigirán justicia para sus hijos.

Se equivocaron con ellos

Pese a lo que dicen las investigaciones, Leticia Ponce sostiene que los jóvenes no tenían relación alguna con el crimen organizado.

Para probarlo, ha solicitado, sin éxito, un careo con los presuntos responsables.

Por su cuenta, esta mujer ha realizado una investigación y según ella, los muchachos estaban en un antro del sector y les llegó la invitación para acudir al Heaven, porque, asegura, el Cartel de La Unión quería desquitarse con la gente de Tepito por un homicidio cometido antes.

Se refiere al asesinato de Horacio Vite, ocurrido el 24 de mayo en el bar Black.

Las propias autoridades han reconocido que ese hecho detonó el secuestro en el Heaven, pero siempre han sostenido que los plagiados sí conocían a sus víctimas, es decir, estaban relacionados, no fueron seleccionados sólo por su origen.

"Siempre han estigmatizado a los muchachos por ser de Tepito, creen que aquí hay puro delincuente y sí los hay, pero no todos son malos. Los muchachos no los eran, querían que alguien pagara. Mi hijo sí salía a tomar, pero me consta que ni se drogaba", asegura Leticia, mientras despacha playeras.

Leticia adelanta que no conmemorarán el día: no harán marchas ni evento alguno para recordar la fecha.

Dice que esperará a que el tiempo "cure las heridas" o que el el incidente "se quede en el olvido" para seguir con su vida.