Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Abogado de agresor de menor no aporta pruebas de inocencia

VIOLENCIA INFANTIL

Cuautitlán, Méx. (El Universal) El abogado defensor del padrastro de Owen, no pudo aportar pruebas, ni presentar testigos que demuestren que Rubén Díaz Alamilla es inocente, de las lesiones por quemaduras y perforación de intestinos que sufrió el pequeño de 5 años de edad y sólo pidió al juez hacer valer la "presunción de inocencia" del detenido.

Durante la audiencia de juicio oral, de formulación de imputación, que se sigue a Rubén Díaz Alamilla, señalado por Owen como quien le quemó diversas partes de su cuerpo, incluidos sus testículos e inglés, el abogado defensor, Marco Antonio Hernández Bernal, no presentó testigos o pruebas que aportaran datos para defender al ex policía mexiquense.

Por ello el Ministerio Público, en audiencia dominical, ratificó su petición de vincular a proceso a Rubén Díaz Alamilla, por las lesiones que sufrió el pequeño de cinco años, que pudieron en peligro la vida del niño que señaló al novio de su mamá, como el agresor que con puñetazos, patadas y con un encendedor y cigarrillos le provocó quemaduras en escroto e ingles, indicaron los abogados Eduardo Sánchez Gutiérrez y Jorge Fernando García, en su calidad del MP.

En el día del padre, tanto el juez, como los Ministerios Públicos y el abogado defensor, reconocieron que son padres de familia, pero "Hay que trabajar", en este caso en el que analizan procesar a otro papá, que está preso porque fue señalado como el agresor de Owen, quien iba a ser su hijastro.

El abogado defensor, reconoció que Rubén Díaz Alamilla, también es padre de familia. El inculpado visitó un suéter y pantalón de color beige, al acudir a la audiencia de formulación de imputación, en juicio oral celebrado en este municipio.

El juez informó que hasta este lunes por la noche vence el término legal, para determinar si vincula o no a proceso a Rubén Díaz Alamilla, quien podría ser procesado por lesiones que pusieron en riesgo la vida del niño de 5 años, delito que es castigado con una pena máxima de nueve años, reconoció el abogado defensor.