Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Acusado de secuestro de sobrina de Caro Quintero sólo pasó un día en prisión

MÉXICO

MÉXICO, D.F., marzo 19 (EL UNIVERSAL).- Miguel Flamenco Hernández, El Pecas, acusado de participar en el secuestro de una sobrina del narcotraficante Rafael Caro Quintero y cuyo cadáver fue encontrado en una fosa clandestina en el Ajusco, sólo estuvo un día en prisión por ese caso.

Reportes del Sistema Penitenciario detallan que El Pecas ingresó al Reclusorio Oriente el 10 de abril del 2006 acusado de privación ilegal de la libertad y robo calificado.

Sin embargo, un día después, es decir el 11 de abril de ese mismo año, fue liberado por falta de elementos para procesarlo.

El caso "se cayó" debido a inconsistencias en la integración de la averiguación, como el que no se especificó el monto de lo robado y a que la víctima, Juana Patricia Valdivia Caro —quien no reveló su parentesco con el capo— ya no ratificó la acusación.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) le perdió la pista hasta que durante las investigaciones de la banda de secuestradores Los Camacho su apodo salió a relucir de nueva cuenta.

Agentes tenían informes de su participación en esa banda, a la que se le relaciona con al menos nueve secuestros y tres homicidios, entre ellos el de un ganadero quien murió durante el rapto en febrero del año pasado y cuyo cadáver estuvo enterrado varios meses de manera clandestina en un paraje del Ajusco.

Allegados a la indagatoria señalaron que además de estar vinculado con la banda de Los Camacho, El Pecas presumiblemente estaba implicado en actividades de narcomenudeo en las delegaciones Tlalpan y Coyoacán.

Sobre Humberto Gómez Echeverría, quien también estaba en la fosa clandestina, las autoridades no cuentan con reportes de que estuviera implicado en hechos delictivos.

El 2 de marzo los dos fueron encontrados enterrados en una fosa del Ajusco. La investigación por este doble asesinato fue enviada a la Fiscalía Central de Homicidios, donde no hay pistas sobre los probables responsables.