Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

"Arrinconan" plantón de maestros de CNTE

REPLIEGUE

México, D.F.- Tras no alcanzar un acuerdo con el magisterio, el gobierno del Distrito Federal replegó, este domingo por la noche, el plantón que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantiene en el Monumento a la Revolución y con ello recuperó la mayor parte de la Plaza de la República.

Al menos 600 granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) participaron en el operativo para ubicar a los maestros en la parte posterior del monumento.

El secretario de Gobierno, Héctor Serrano, afirmó que se buscó un acuerdo con los dirigentes magisteriales para que liberaran la explanada, a fin de recuperar la zona de las fuentes y la entrada al Museo de la Revolución; ante la falta acuerdo, inició la intervención policial.

"Atendiendo el reclamo social de capitalinos y por instrucción de @ManceraMiguelMx esta noche continuamos recuperación de Monumento", afirmó el secretario en su cuenta de Twitter.

La CNTE está instalada en el lugar desde el 13 de septiembre; fue reubicada ahí para liberar la explanada del Zócalo capitalino.

La presencia de los docentes en la zona del monumento desató protestas de los comerciantes, quienes aseguraron que la concentración les provocaba pérdidas millonarias.

El operativo registró saldo blanco. Sin embargo, en dos ocasiones hubo conatos de enfrentamiento protagonizados por jóvenes que llegaron armados con palos, tubos y piedras. Los propios docentes pidieron su retiro.

En un comunicado, el gobierno capitalino reiteró su disposición al diálogo; la dirigencia de la CNTE aseguró que tras la "nueva fase de represión en su contra" rompieron la interlocución con las autoridades locales y en las próximas horas decidirán las acciones a tomar tras el repliegue al que fueron obligados.

Minutos antes de las 19:00 horas, los dirigentes de la CNTE, Rubén Núñez, de la sección 22, y Francisco Bravo, de la sección 9, dialogaron con Israel Rosas, director de Concertación Política del DF. Decían que podían liberar accesos a la explanada para que se realizaran labores de mantenimiento, pero el gobierno insistió en el repliegue hacia la parte posterior del monumento (del lado de Insurgentes).

La falta de acuerdo provocó que los granaderos iniciaran el operativo de recuperación de la parte frontal de la Plaza de la República.

Los elementos tiraron los plásticos y algunas casas de campaña que había en el lugar, donde sólo se encontraban alrededor de 150 docentes, según cifras de la Secretaría de Gobierno del Distrito Federal.

Cada espacio liberado era tomado por el personal de limpieza del gobierno local. También ingresaron a la explanada trascabos para retirar los restos del campamento.

En ese momento, las personas que aún permanecían en el lugar comenzaron a sacar sus pertenencias: ollas, cobijas y mochilas.

Los granaderos avanzaron hasta el Monumento a la Revolución. Ahí, los profesores, incluyendo a los dirigentes, formaron una valla humana al tiempo que gritaban consignas contra el jefe de Gobierno capitalino y advertían que no se irían de la Ciudad de México.

La acción duró aproximadamente 60 minutos. La Plaza de la República, desde Avenida de la República hasta el Monumento a la Revolución, fue resguardada por policías, luego del operativo.