publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Asesinan a balazos a pareja de ministeriales y a su hijo

De acuerdo con información preliminar, la familia se encontraba disfrutando su día de descanso y presuntamente se dirigía al cine

Foto: El universal

México.- Un triple asesinato cimbró a Cancún, al ser asesinados dos policías ministeriales y un menor de edad, hijo de ambos, en el estacionamiento de una plaza comercial, localizada en esta ciudad.

Se trata del comandante Julio César Durán Cárdenas, la policía ministerial, Alia Shagreey Lugo Leal y un menor, hijo de la pareja, confirmó esta noche la Fiscalía General, al condenar el triple homicidio.

De acuerdo con información preliminar, la familia se encontraba disfrutando su día de descanso y presuntamente se dirigía al interior del centro comercial La Gran Plaza para ingresar al cine, cuando fueron atacados a tiros en el estacionamiento.

Las detonaciones de arma de fuego provocaron estupor y miedo entre la gente que se encontraba dentro y fuera de la plaza comercial.

“La Fiscalía General del Estado compromete a que estos hechos no quedaran impunes y se ha iniciado con la carpeta de investigación en total apego a la ley y la certidumbre que los asesinos de nuestros compañeros seran castigados con toda la fuerza de la ley”, indicó la institución, esta noche.

Por separado la Secretaria de Seguridad Pública informó que ha desplegado un operativo especial, en coordinación con la policía municipal y federal, para dar con los responsables del asesinato.

El nombre del comandante asesinado apareció días atrás en una manta con la que fue amenazado por presuntamente proteger a criminales.

El triple homicidio ocurre dias despues de que se registraran atracos a restaurantes del centro de la ciudad, como La Parrilla, el Cafe Andrade y Carls Junior. Tambien luego de los homicidios de al menos cuatro personas durante la semana, hechos que en conjunto llevaron a la industria restaurantera a exigir acciones concretas y especificas para frenar la inseguridad y la violencia que, según el alcalde, Remberto Estrada, van a la baja.