Selecciona tu región

Balas perdidas que han matado sueños y esperanzas de inocentes

Hagamos conciencia y festejemos con abrazos al lado de nuestra familia, con amor, respeto y unión

Por Sandra Audelo

-

MÉXICO- Hoy 31 de diciembre último día del año 2018, a festejar con abrazos al lado de nuestros seres queridos, aunque lamentablemente es una costumbre festejar con un balazo al aire o más de uno, hecho que ha cobrado vidas a cientos de inocentes.

De acuerdo con El Mañana Edwin de tan solo dos años de edad fue alcanzado por una bala que entró por el techo de su humilde vivienda el pequeño lamentablemente recibió un impacto de bala en su cabeza a pesar de que sus padres lo trasladaron de inmediato a un hospital el menor perdió la vida.

El proyectil le provocó un traumatismo craneoencefálico, hecho registrado en Huejotzingo, Puebla en el mes de abril del presente año 2018.

Ricardo de 13 años de edad fue otra víctima de los disparos al aire en Escobedo, Nuevo León. 

Era de madrugada cuando se escucharon varias detonaciones mismas que llamaron la atención del pequeño por lo que se arrimó a la ventana y de repente se desvaneció, cayó al piso, una bala perdida hizo blanco en su pecho, arrebatándole su corta vida.

Lamentablemente solamente bastaron segundos para que el menor se quedara sin signos vitales, hecho que ocurrió el 13 de agosto de 2018.

El 26 de junio de este año en la ciudad fronteriza de Juárez, Jorge de 2 años con 8 meses sufrió una herida de bala mortal.

Una bala perdida lo alcanzó en su carita prácticamente en la nariz, de lado derecho, la cual le quitó la vida.

El menor hoy occiso iba acompañado de sus padres cuando fue alcanzado repentinamente por un proyectil, fue trasladado a un hospital pero no pudieron hacer nada por él.

Martín esperaba ansioso y jugando en un predio la llegada de Navidad en Oaxaca el pasado 24 de diciembre cuando su humanidad se desplomó sorpresivamente, los vecinos pensaron que se había desmayado, pero no, fue una bala que había caído en su cuerpo.

El niño de 12 años murió en brazos de sus padres Eduardo y Faustina, triste escena de la que fueron testigos vecinos y elementos de la Policía y Peritos quienes acordonaron el área.

Estos son algunas víctimas de la infinita lista que por desgracia existe en nuestro país, hagamos conciencia y festejemos con abrazos, con nuestra familia, con amor, respeto y unión.

¿Cómo festejas el fin de año?

En familia 0%
Con mis amigos 0%
Me duermo temprano 0%
Síguenos en