Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Banamex: "un gobierno de reformas"

ECONOMIA-FINANZAS

MÉXICO, D.F. (EL UNIVERSAL).- Javier Arrigunaga, director general de Banamex, destaca que las reformas energética y de telecomunicaciones le abren a este grupo financiero una gran oportunidad para incursionar en esos sectores, sobre todo en el área energética, dadas las cuantiosas inversiones que se requieren.

Considera que ese es uno de los beneficios de pertenecer a Citigroup, pues éste cuenta con un área de energía en Houston muy grande. "Tenemos todas las capacidades de financiamiento, de conocimiento técnico y de análisis que nos permitirían aprovechar muy bien este nuevo dinamismo".

Sobre el caso Oceanografía, el directivo asegura que el grupo que encabeza ha trabajado en el fortalecimiento de sus controles, "específicamente en el área donde se detectó la falla hemos hecho una revisión más amplia. Tenemos que salir como una institución con mayores controles y que en ese sentido quede fortalecida".

¿Cómo ve el difícil crecimiento que estamos teniendo en estos primeros dos años de gobierno?

Afortunadamente vemos algunos indicadores de una mayor recuperación, los factores que han incidido, los fundamentales, me parece que han sido de carácter transitorio: la desaceleración de manufacturas el año pasado en Estados Unidos combinada con un mal primer trimestre, como producto de razones climatológicas, y desde luego ahí es muy relevante nuestra vinculación económica con Estados Unidos; otra que era el ejercicio del gasto público, ahí sí ya se ha notado claramente un cambio de tendencia, y algún otro elemento transitorio que yo creo que fue fundamentalmente el impacto en la construcción, me parece que ese episodio se está dejando atrás.

Creemos que hay las condiciones para tener un mejor crecimiento hacia adelante sin duda y, me parece que, cuando veamos hacia atrás dentro de 15 o 20 años, esta época va a ser recordada por la transformación estructural, sobretodo una vez que se apruebe la que pensamos es la reforma más importante, la energética; ese va a ser el elemento distintivo de este periodo. La desaceleración económica va a ser algo coyuntural, ese es el claramente el objetivo de las reformas. Creo que si se cuida adecuadamente las estabilidad y los fundamentos macroeconómicos, y se implementan efectivamente las reformas, sigue habiendo razones para ser muy optimista.

Tocando el tema de las reformas, si la energética y la de telecomunicaciones no se aprueban o si sus leyes secundarias no reflejan lo ya aprobado en la constitucional, ¿qué tanta desilusión generarían entre inversionistas por la alta expectativa que se tiene?

Me voy a concentrar en la energética, una reforma constitucional que quedó muy detallada, pues se estableció no solamente de manera muy clara un marco sino que se estableció con mucho detalle, y lo que se presentó en congruencia con la reforma constitucional nos parece adecuado. Creo que las probabilidades de que se apruebe una reforma que sea congruente con el marco constitucional que ya se estableció tendrían que ser altísimas, claramente sería una sorpresa que no fuera así, no la veo.

¿Esa sorpresa generaría desilusión?

Esa sorpresa sería desde luego muy negativa, pero sería poco congruente tener una ley que fuera en contra de un marco constitucional que ya se aprobó.

En cuanto a la parte de la reforma energética y la de telecomunicaciones, ¿le abre a Banamex y al grupo alguna oportunidad para incursionar en estos sectores?

Hemos estado presentes en el financiamiento en el sector de telecomunicaciones y en el energético de manera importante. Lo que me parece es que claramente en el energético, dadas las cuantiosas inversiones que se requieren, la reforma lo que va a permitir es que el sector energético tenga un dinamismo mucho mayor. De hecho, es uno de los sectores que ha mostrado gran impulso en el mundo, en otros países, y de ese crecimiento no hemos podido participar plenamente. Si además consideramos el enorme potencial que tiene Norteamérica en materia energética, del cual somos parte, y el uso de nuevas técnicas para la obtención por ejemplo del gas de lutita, sí creo que hay ahí una oportunidad muy grande de proyectos importantes que requieren financiamiento, y desde luego para nosotros, para Banamex, es una oportunidad muy importante.

¿Abrirán alguna área específica para poder participar en proyectos energéticos?

Es algo de lo que nos da ser parte de Citigroup. Tenemos un área de energía en Houston muy grande, un área de análisis en materia energética muy importante. Tenemos todas las capacidades de financiamiento, de conocimiento técnico y de análisis que nos permitirían aprovechar muy bien este nuevo dinamismo.

¿Qué tanto ha afectado al sector bancario que ya se tiene aprobada la reforma financiera, sin embargo estamos en el mismo escenario de las anteriores y no tenemos la secundaria?

La reforma financiera no requería cambio constitucional, como dices, es una reforma efectivamente legal pero que requiere de implementación a través de muchas normas. Se viene avanzando, y cumpliendo con las fechas que marcaba la reforma.

A diferencia de otros sectores, en el caso del sector financiero ha habido un profundo proceso de transformación del marco jurídico a lo largo de los años; la reforma financiera es importante porque es integral pero en muy buena medida sigue la tendencia de reformas anteriores: trabajar en transparencia, incrementar competencia, facilitar comparación de precios, generar condiciones adecuadas para la movilidad de clientes.

Por otra parte se ha trabajado también en la solidez de las instituciones, creo que es algo que siempre tenemos que cuidar, este balance claro entre incrementar competencia pero cuidar la integridad y solidez del sistema financiero. Muchos de los factores que detonan el crédito ha estado (mejorando), creo que uno claramente es la estabilidad; nos falta trabajar en fortalecimiento del Estado de derecho, es una de las claras señales de la reforma, tiene que ver también con el buen funcionamiento del aparato de administración judicial y el aparato de administración de justicia, cómo funcionan los procesos y los juicios es absolutamente clave.

Independientemente de que en este periodo no ha visto usted afectación por la falta de la regulación extra de la reforma financiera, ¿es necesario contar con ella?

Sí desde luego. Se sentaron las bases, hay que plasmarlas en las reglas, en las circulares administrativas.

¿Deberíamos contar con esto en un corto o mediano plazo?

Creo que para antes de que concluya el año deben de estar si no todas el grueso de las disposiciones emitidas.

En estos 130 años Banamex ha sorteado y ha salido fortalecido por diferentes acontecimientos, en el caso del difícil proceso que se llevó a cabo por el fraude en su contra por parte de Oceanografía, ¿qué experiencia le deja a futuro?

Hemos estado trabajando en el fortalecimiento de nuestros controles, específicamente en el área donde se detectó la falla hemos hecho una revisión más amplia. Es poner estas cuestiones en perspectiva: si vemos hacia atrás el banco ha tenido episodios mucho más complejos, lo importante es la forma en que se enfrentan y los resultados que se obtienen. Tenemos que salir como una institución con mayores controles y que en ese sentido quede fortalecida.

Al pertenecer a un grupo global ¿Cómo ve la relación a partir de ahora con Citigroup?

Igual, la verdad es que desde la integración, claramente una de las acciones que se tomó en primer término fue adoptar los mejores controles, estándares que se tuvieran aquí o los que se tuvieran de manera global, Citigroup tiene los mismos estándares en todas las partes en las que opera. Hay una falla que desde luego fue muy importante en algunos aspectos relacionados con este elemento de control y sobre eso seguiremos trabajando.

En cuanto al estudio que está realizando la Cofece donde determinará si hay concentración, no únicamente en Banamex sino en los demás bancos, ¿qué tendrían que hacer ustedes de encontrar que tienen alguna dominancia en alguna parte del sector?

Es un estudio sobre el mercado financiero en su conjunto. Como decíamos antes, me queda muy claro que las condiciones de competencia en el mercado se han establecido, y me parece que una muestra es que, por ejemplo, las instituciones que recibieron autorizaciones a partir de que concluyó el proceso de privatización de la banca en 1991 tienen ya cerca de una cuarta parte del mercado.

Ha habido cambios de participación de mercado entre los bancos contantemente, en el total, en segmentos, en distintas líneas; pero si te pones a ver todo lo que se ha hecho, como te decía se ha trabajado en la agenda de transparencia, en la agenda de movilidad, en compartir redes, en apertura de nuevos bancos, en la desregulación del crédito, en la participación de intermediarios no bancarios como por ejemplo las Sofomes, se desreguló el crédito también por parte de casas comerciales, se facilitó el financiamiento en mercados. Se han tomado una serie de acciones importantísimas en materia de competencia, cualquier jugador que desee entrar a participar en el sistema bancario tiene acceso a la red al día siguiente. No estoy diciendo que no haya áreas donde pueda haber elementos de mejora, pero nos sorprendería mucho ver que se hablara de una concentración porque no existen reglas adecuadas que dejen el campo parejo, y nos sorprendería porque es una agenda en la que han venido trabajando las autoridades financieras por cerca de dos décadas.

Dentro de esta sorpresa, si llegara, ¿estaría dispuesto Banamex a abandonar algún nicho de negocio si así se lo marcaran?

Para qué especulamos. Vamos a ver los resultados.

Tomando en cuenta que Banamex pertenece a un grupo global ¿Qué retos le están representando en este caso a Banamex las regulaciones en Estados Unidos?

Las regulaciones de alguna manera se han vuelto globales. Por mencionar el caso de las regulaciones en Estados Unidos, éstas pueden tener una aplicación indirecta para las filiales de bancos en Estados Unidos o para cualquier intermediario que tenga presencia en ese país, lo cual cubre a la totalidad de los bancos de mayor tamaño, que tiene una presencia directa o indirecta ya sea de los propios bancos o a través de sus filiales.

Ahí el reto es global, se tienen que cuidar muy bien en la regulación internacional, es un balance entre los objetivos de los países donde se encuentran las matrices con la de los países donde se encuentran, en su caso, las subsidiarias; no me parece que haya una singularización para el caso de Banamex por ser filial de una institución global.

Ofrecer una mayor calidad y mayor seguridad de nuestros clientes, obliga a adoptar el estándar más alto entre la regulación local o la internacional, a veces el local es más alto, a veces el internacional.

¿Cómo ha visto el proceso de la adecuación de las reglas que se pusieron contra el lavado de dinero, el terrorismo y el narcotráfico?

Se van a seguir exigiendo mayores requerimientos. Asegurarnos que tenemos los más altos estándares en esta materia, es relevante desde luego para la operación en México y la operación internacional.

¿Cuál ha sido la mayor transformación que sufrió Banamex al ser adquirido por Citigroup?

Banamex ha anticipado mucho las tendencias y eso es algo que te permite ser líder durante 13 décadas; una tendencia clarísima, que hemos experimentados, es la globalización.

Banamex ha cambiado de accionistas varias veces, esta es la tercera vez en poco más de tres décadas, en el caso particular de la integración con Citigroup lo que permitió a Banamex fue ofrecer productos globales, traer la globalización en productos y servicios financieros a México. Esto quiere decir, por ejemplo, ofrecer a los corporativos acceso a mercados en el extranjero, los productos en materia de manejo de efectivo o de transacciones globales que permitan fomentar el comercio y traer parte de la oferta digital que se ha estado desarrollando en otras partes.

Ha sido una integración que nos ha permitido podido ofrecerle a los clientes esta combinación de globalidad con gran conocimiento local.

¿Hubiera habido una mayor demora si Banamex hubiera tratado de incursionar en el mundo global y en los productos sin la integración con un grupo internacional?

Sí. Creo que habría una oferta que no sería posible. Por ejemplo, toda la experiencia y especialización que hay de industrias en energía, en bienes inmuebles, la automotriz, en químicos, que se tiene por ejemplo en banca de inversión a nivel global, necesita la escala de tener operaciones en muchos países al mismo tiempo para que sea realmente rentable. Para nosotros hubiera sido muy difícil desarrollarlo. Luego, la capacidad de distribución, por ejemplo si hay un cliente y quiere tener acceso a mercados internacionales sería muy difícil, pues no significa simplemente tener acceso a los mercados en Estados Unidos, también (es tener acceso) a los mercados en Europa, en Asia, eso también hubiera sido muy difícil de construir.

Desde la parte corporativa, procesos y la forma que se trabajaba, ¿qué fue lo más complicado de cambiar o ajustar en Banamex?

Todos los bancos en general nos tenemos que ajustar, somos de las industrias o la industria más regulada; la regulación proviene no solamente de las autoridades locales, pues también hay un marco global internacional de regulación (Basilea III), y algunas otras como son prevención de lavado de dinero o combate al financiamiento al terrorismo. Muchas de éstas las tienes que adoptar de manera más rápida y con un estándar muy alto en el momento que te integras a un banco global.

¿Qué implicó (para Banamex)? Se mantuvo básicamente la administración pero se adoptaron los controles, las prácticas de auditoría, los estándares y las políticas de Citigroup.

¿Además de la parte de la digitalización puede vislumbrar cómo cambiara la banca en los próximos años?

Relacionado con la digitalización, creo que lo que las nuevas tecnologías permiten es abaratar costos de manera importante, como una tendencia relacionada sí veo una cobertura mayor desde el punto de vista de alcance geográfico o por tipos de segmentos, en algunos segmentos en los que el costo de operación de la banca era poco rentable digamos, ahorros por menos montos o créditos por menor monto, es factible por las tecnologías. Por otro lado, si hablamos de los últimos 30 años, la banca no ha gozado de un largo periodo de estabilidad sin crisis. Estamos muy optimistas con las reformas estructurales que están haciendo, que pueden potenciar el crecimiento económico.