Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Brindan el último adiós a menor asesinada

TAMAULIPAS

MONTERREY, NL., julio 22 (EL UNIVERSAL).- Apenas el jueves, a lado de su familia, la pequeña Melany Viridiana Gómez Ramón, con sus siete años de edad, disfrutaba el inicio de un periodo de vacaciones en la playa Miramar, de Ciudad Madero, Tamaulipas; este lunes, entre las pálidas tumbas del panteón Las Escobas, en los límites de Benito Juárez y Ciudad Guadalupe, Nuevo León, sus familiares, compañeros de escuela y cientos de dolientes desconocidos le daban el postrer adiós con lágrimas de tristeza, impotencia y reclamos de justicia para que este crimen no quede impune.

Hija única del proyectista estructural, Mario Gómez, y del ama de casa, Liliana Ramón, la pequeña Melany viajó hacia las playas tamaulipecas junto con un grupo de otros 47 familiares.

Sus planes era regresar cansados, pero felices, el domingo. Las vacaciones para la niña eran un premio a su dedicación al estudio. Apenas el miércoles había terminado el segundo año de primaria en la escuela Eugenio Garza Sada, en el municipio de Benito Juárez, donde obtuvo diploma por buen aprovechamiento.

La familia y otros 12 familiares arrendaron de jueves a domingo, una vivienda cerca de la playa Miramar. Pero de acuerdo a la denuncia presentada ante la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas, entre las 2:30 y las 3:00 horas del viernes, la madre de Melany entre el sueño y el cansancio por el ajetreo del día, alcanzó a ver que al momento de abrir la puerta para salir de la habitación donde estaban, una persona de complexión robusta y baja estatura, cargaba en brazos a un menor.

En un primer momento pensó que alguno de los familiares había cambiado de habitación a uno de sus hijos, pero luego notó que Melany no estaba en su lugar y salieron a buscarla, pero sin éxito. El sábado por la tarde, la niña fue localizada sin vida, en un terreno de la Secretaría de Marina, a unos 500 metros de donde fue raptada.

La Procuraduría de Justicia de Tamaulipas informó que el cadáver presentaba hematoma generalizado en el rostro y sólo vestía una playera rosa; atribuyó su muerte a asfixia por ahorcamiento.

La tarde de este lunes, los restos de Melany Viridiana fueron transportados directamente de Ciudad Madero a la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, en el centro de Ciudad Guadalupe, donde fue oficiada una misa por el eterno descanso de su alma, y de ahí, en una caravana de cinco autobuses y decenas de vehículos particulares, partió el cortejo fúnebre hacia el panteón Las Escobas, para darle el último adiós de la infortunada niña.

Muchos dolientes ni siquiera conocieron a la menor o a su familia, pero la magnitud de la tragedia los conmovió y decidieron mostrar su pesar acudiendo a la misa o al panteón Las Escobas.