Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

CNDH acuerda formar frente para defender a migrantes

El organismo nacional anunció que buscará diseñar políticas que empoderen a los ciudadanos y coadyuven a evitar su desplazamiento de su lugar de origen.

Foto: Archivo AP.

Ciudad de México.- El presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, y los 32 ómbudsman del país acordaron la formación de un frente común para la defensa de los derechos de los migrantes mexicanos que radican en Estados Unidos, los connacionales en tránsito a ese país, las víctimas de desplazamiento interno y los de otras naciones que cruzan por territorio mexicano.

El organismo nacional anunció que pondrá en marcha un protocolo de apoyo a los migrantes y buscarán con la Secretaría de Desarrollo Social diseñar políticas "no asistenciales" que empoderen a los ciudadanos y coadyuven a evitar su desplazamiento de su lugar de origen.

Luis Raúl González Pérez, presidente de la CNDH. Foto: El Universal.

Al participar en la Segunda Cumbre de Asuntos Migratorios, organizada por la CNDH y la Federación Mexicana  de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH), que aglutina a las 33 comisiones de Derechos Humanos del país, González Pérez aseguró que en los últimos años se ha agudizado en México la violación a derechos humanos de los migrantes, tanto extranjeros como nacionales.

"México recibe nuevas migraciones de origen haitiano, africano, cubano y, principalmente, del Triángulo Norte de América Central-Honduras, El Salvador y Guatemala, que huyen de distintas formas de violencia y buscan nuevas rutas donde están expuestos a mayores riesgos en su trayecto hacia Estados Unidos ", reveló.

CRISIS HUMANITARIA

El pasado 31 de agosto, obispos alertaron que la migración se ha convertido en una "crisis humanitaria" en la frontera sur de México con el área centroamericana.

Los migrantes salen de centroamerica por la pobreza, falta de oportunidades, violencia, entre otras cosas. Foto: Archivo AP.

En el marco del Cuarto Encuentro Frontera Sur y Países de América Central sobre migración, en Tapachula, los prelados advirtieron que los flujos migratorios crecieron, entre otras causas, por la pobreza, falta de oportunidades de desarrollo, la marginación social y la violencia, específicamente en los países de América Central.

Afirmaron también que las políticas y acciones migratorias gubernamentales impulsadas por la salvaguarda de la soberanía y el poder económico, se convierten en políticas antimigratorias.

Los líderes católicos del El Salvador, Honduras, Guatemala y México dijeron que por las nuevas realidades que se desarrollan en la sociedad, el migrante es desposeído, excluido de su lugar de origen, de sus derechos en el tránsito y de su dignidad.

El migrante es desposeído y excluido de sus derechos. Foto: Archivo AFP.

Es necesario, por tanto, que la incidencia clerical aliente una política migratoria orientada al desarrollo integral de las personas y de los pueblos, expusieron.

En este contexto los obispos aseveraron que la Iglesia está llamada a desempeñar un rol protagónico para atender las causas, asumir  las consecuencias  y propiciar que la migración sea observada “como una oportunidad”.

Además, enfatizaron  que es imprescindible mantener la atención asistencial, el acompañamiento y la promoción de la incidencia en políticas migratorias al más alto nivel.