Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"Capella repelió él solo a 20 hombres"

BAJA CALIFORNIA

Tijuana, BC.- Con una mano abrió la ventana. Eran cerca de las 02:30 horas y a hurtadillas trató de hallar entre la negrura de la madrugada tijuanense por qué los perros de la calle de Risco ladraban con tanta angustia en la colonia Playas de Tijuana.

Alberto Capella Ibarra, un hombre chaparrito y de porte robusto, que cuando se ríe o grita se pone colorado, siempre sostuvo que la noche del 27 de noviembre de 2007 afuera de su domicilio lo acechaban 20 hombres vestidos de negro, que armados con "cuernos de chivos" iban a matarlo.

Era entonces presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública; se había convertido en un promotor en contra de la violencia en Tijuana. Se cree que por eso una ráfaga de balas —con el sello del cártel de los Arellano Félix— se impactó contra su ventana.

Cuenta que entonces encontró un arma que había olvidado uno de sus escoltas adentro de su domicilio: un rifle R-15 color negro. Solo, repelió la agresión y logró asustar al comando armando. Desde entonces Alberto Capella se ganó el mote del "Rambo tijuanense".

En 2010 fue nombrado secretario de Seguridad Pública de Tijuana y este lunes fue designado por el gobernador Graco Ramirez, como nuevo titular de Seguridad Pública de Morelos.

Nació en 1971 en Tijuana, Baja California, y es abogado de profesión. Algunos de sus cargos más importantes fueron la Presidencia del Colegio de Abogados Constitucionalistas, A. C., coordinador estatal del Consejo Ciudadano por la Transparencia y el Combate a la Corrupción, A. C., y presidente fundador del patronato para la dignificación policial, "Fundación DAR".

En 2006 encabezó una marcha en contra de la inseguridad y recorrió durante 16 días, vestido de blanco todo Baja California, para presionar a las autoridades estatales y así poner freno a la corrupción.

Alberto Capella no es policía y sólo se ha desempeñado en dos ocasiones como tal: de 2007 a 2008 al encabezar por primera vez la Secretaría de Seguridad Pública de Tijuana, sin embargo fue destituido a los pocos meses y lo reemplazó el polémico militar Julián Leyzaola Pérez.

Años después regresó al cargo de Seguridad Pública, por una invitación del Partido Revolución Institucional, donde permaneció hasta el año 2013. Uno de las detenciones más significas durante su administración fue la del narcotraficante Juan Sillas Rocha, conocido como "El Sillas", uno de los principales lugartenientes del cártel de Sinaloa y que años más tarde ordenara el secuestro de las sobrinas de Ismael "El Mayo" Zambada.

La detención de este capo fue tan espectacular como cuando repelió el ataque aquella noche de 2007: Capella transitaba por calles de Tijuana en compañía de sus escoltas. Se dice que venía de una reunión cuando escuchó en la frecuencia policial sobre una balacera. Las versiones indican que Capella Ibarra los interceptó y los obligó a detenerse y rendirse.

Bajo su cargo, Tijuana se convirtió en la segunda ciudad con menos homicidios en México. Cuando Capella llegó a la corporación en 2010, la ciudad se registraban 688 homicidios dolosos. A su salida 441, en 2013, los asesinatos decendieron 35.9%.

Durante su gestión se promovió la "limpia" de elementos corruptos dentro de la corporación, se premió a los policías honrados y se exhibió a los deshonestos de manera pública. Sus elementos policiales recibieron tarjetas de descuento bajo el programa de Policía Distinguido, como un incentivo más para brindarles una situación económica más desahogada y reconocer el trabajo de la corporación.