Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Cuando los encontraron estaban atados de pies y manos

Los hechos sucedieron en la colonia Jardines Alcalde

Los encontraron atados en casa. FOTO: Cortesía

Guadalajara, Jal.- La pronta respuesta a una denuncia ciudadana permitió que oficiales de la Comisaría de la Policía de Guadalajara lograran la detención de un sujeto que con un arma de fuego se introdujo a un domicilio a robar, además de que liberaron a la familia que había sido amagada, en hechos ocurridos en la colonia Jardines Alcalde.

Fue por medio de un reporte al 911 que policías de la patrulla G-1078 recibieron el aviso de un asalto en proceso en una casa habitación ubicada en los cruces de Sebastián Allende y Luis Manuel Rojas.

Los encontraron atados en casa. FOTO: Cortesía

Los oficiales se encontraban cerca del lugar, por lo que llegaron en pocos minutos y se dieron cuenta que varios sujetos intentaban escapar por la azotea de la vivienda, por lo que de inmediato solicitaron el apoyo correspondiente.

Con el apoyo de los refuerzos fueron en persecución de por lo menos seis sujetos que huían por las azoteas de las casas por la avenida Fidel Velázquez Sánchez hacia la calle Tarragona.

En ese punto, los sujetos se dispersaron en diferentes direcciones, pero los policías lograron detener a uno de ellos en la calle Luis Manuel Rojas, en su cruce con Tarragona, pues el hombre brincó una barda y al caer se fracturó un tobillo.

Los encontraron atados en casa. FOTO: Cortesía

La persona fue atendida por personal de los Servicios Médicos Municipales, quienes lo trasladaron a un puesto de socorro para su atención.

Al hombre le fue asegurada un arma de fuego calibre 380 abastecida con cinco cartuchos, así como cinco teléfonos celulares, un reloj, una cámara fotográfica digital y una cadena con un dije en metal amarillo, producto del robo.

El detenido es un hombre de 32 años de edad, quien dijo tener estudios del cuarto grado de primaria y empleado de una dulcería, con domicilio en la colonia Oblatos, mismo que fue presentado ante el Ministerio Público.

Los policías tapatíos liberaron a los moradores de la vivienda, quienes tras ser amagados por el grupo de delincuentes, fueron atados de pies y manos y colocados en diferentes cuartos.