No Usar

Denuncia Fisher’s Arboledas a clientes que agredieron a empleados

Después de lo ocurrido el 10 de marzo en Fisher's Arboledas, y otro conflicto una semana atrás, la empresa contrató el servicio de una patrulla municipal

Por  Agencia Reforma

Clientes agredieron a empleados del restaurante.

Clientes agredieron a empleados del restaurante.

Tlalnepantla, Estado de México.- Después de que un grupo de comensales agredió a empleados y causó destrozos en la sucursal de Arboledas de la cadena Fisher's, en Tlalnepantla, uno de los socios interpuso una denuncia de hechos ante la Fiscalía de Justicia Mexiquense.

El diario nacional REFORMA entrevistó a Manolo Ablanedo, quien dijo que con esto se busca dar con los responsables y evitar que este tipo de conflictos ocurran en sus negocios.

Agregó que cuentan con un nuevo protocolo de seguridad en caso de que algún comensal comience algún desmán.

Después de lo ocurrido el 10 de marzo en Fisher's Arboledas, y otro conflicto una semana atrás, la empresa contrató el servicio de una patrulla municipal.

En caso de tener algún problema con un cliente se cobrará fuera del restaurante, pero si causan daños al inmueble o insultan a empleados se le pedirá a policías que los remitan ante la autoridad correspondiente.

Igualmente Ablanedo dijo que la medida se acompaña por la prohibición de bebidas alcohólicas, excepto cerveza, siempre acompañada con alimentos.

El empresario dijo que el cierre del local por una semana representa una pérdida de 2.5 millones de pesos.

Roberto Pérez, gerente de Fisher's Arboledas, señaló que una mujer vestida de verde lo insultó, luego de que pidió que no utilizaran un cigarro eléctrico, pues está prohibido.

Los seis integrantes de la familia consumieron unos 21 tragos, más alimentos y pagaron una cuenta superior a los 5 mil 764 pesos, cuando el gerente decidió cortarles el servicio de barra y ocurrió la gresca.

La mujer me dijo: '¡eres un pendejo, no sabes con quién te metiste!', (...) en eso me quiere soltar la cachetada y yo meto la mano, ya de ahí se metió el hijo.

Personal de seguridad intentó sacar a los clientes, pero terminaron atacados a golpes, con gas pimienta y un aparato para dar descargas eléctricas que portaba una de las mujeres de la mesa con la que se tuvo el conflicto. Los rijosos fueron sacados del sitio.