Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Desaforan a "Lady Panteones"

LADIES

GUADALAJARA, Jal., marzo 7 (EL UNIVERSAL).- El sueño de ser gobernadora para Elisa Ayón Hernández ha quedado suspendido, al menos para los próximos 10 años, luego de que por unanimidad el Congreso de Jalisco la destituyera como regidora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Guadalajara y la inhabilitara para ocupar cualquier cargo público por una década.

Convertido el Congreso en jurado de sentencia, en 40 minutos los diputados —incluidos los del PRI— decidieron, con 24 votos a favor, que las causas procesales del expediente 21/2013, del juicio político que solicitó Gregorio López, un comerciante de Guadalajara, y que investigó la Comisión de Responsabilidades, acreditaban las acciones violatorias a la ley que Elisa Ayón cometió.

Los delitos que se le imputaron fueron: abuso de autoridad, daños patrimoniales y enriquecimiento ilícito, que se ratificarán a la Fiscalía de Jalisco.

Pese a que la Ley de Responsabilidades de Servidores Públicos le daba todas las facultades para defenderse, ni Elisa Ayón ni su abogado acudieron a la cita.

A las 12:20 horas, la también conocida como "Lady Panteones" dejó de ser regidora de Guadalajara y fue inhabilitada para ocupar por 10 años cualquier cargo público. Ahora perderá las dos plazas que tenía como directora de escuela en Puerto Vallarta.

Ayón cobró notoriedad el 7 de noviembre de 2013 cuando Movimiento Ciudadano denunció actos de corrupción a su paso por la Dirección de Panteones de Guadalajara. En audios presentados se le escuchó decir: "La que manda en panteones soy yo. Yo los metí. Voy a ser su gobernadora, con ustedes o sin ustedes". A dos presuntos funcionarios les pedía: "Agarremos lo que tengamos que agarrar, pero repártanlo…".

Nuevamente fue ventilada el 11 de noviembre: otro audio daba instrucciones a comerciantes de Guadalajara para que dieran una aportación para que "El Patrón" reordenara a los ambulantes.

El 12 de noviembre, Ayón Hernández pidió licencia como regidora; regresó el 13 de enero de 2014 y se atrincheró para no ser despojada de su cargo.

El 4 de febrero, el Congreso avaló la propuesta de ejercer acciones en su contra: por primera vez hizo un juicio político contra un funcionario público.

En el expediente de la regidora, el Congreso estableció que se localizaron en el Registro Público de la Propiedad 10 inmuebles de lujo a nombre de Ayón, comprados entre 2011 y 2013, con un valor aproximado de 10 millones de pesos. Declaró que poseía un lote de joyas por dos millones de pesos en el primer año, pero que luego vendió una parte en 700 mil pesos, pero en el último año dijo que las vendió por un millón 900 mil y sólo se quedó con una parte por 100 mil, lo que mostró inconsistencias.

Establece que su padre, Federico Ayón, le prestó dos millones 100 mil pesos para comprar casas, cuando indicó en su declaración patrimonial que él dependía de ella. Evitó precisar que es dueña de una camioneta con valor de 814 mil pesos. Se esperaba que apareciera en el Congreso, pero nunca lo hizo. Su sueño de ser gobernadora esperará hasta 2024.