Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

Devastador el panorama de Los Cabos

BAJA CALIFORNIA SUR
Avatar del

Por: Enviados especiales:Ruben Navarro y Segio Pérez

Los Cabos, Baja California Sur.- El panorama es devastador. Postes derribados, vigas metálicas que sostenían cableado eléctrico estan dobladas o quebradas, tráiler atorados entre la vegetación de los cerros dan la bienvenida al puerto turístico d e Los Cabos, a seis días de que impactó el huracán Odile.

La entrada al destino, considerado como el segundo más atractivos del país por los turistas nacionales y extranjeros es de asombro. Conforme se avanza, se descubren los daños que causó Odile, y la mano del hombre.

Establecimientos de cadenas comerciales saqueadas son vigiladas celosamente por elementos del Ejército y la Marina. Las fachadas de los establecimientos dan cuenta del impacto del huracán que aterrorizó a los habitantes de Los Cabos.

La situación se vuelve más complicado conforme llega la noche. En la ciudad existe toque de queda, según dicen los habitantes. Después de las diez de la noche, no se puede caminar por las calles porque el gobierno se los lleva a la cárcel.

>

Por las avenidas, convoy de militares y marinos patrullan la ciudad en su intensión por imponer el orden. La ciudad está parcialmente a oscuras. Las luces de los carros iluminan las calles por momentos. La gente prende veladoras o lámparas para iluminar su paso.

Así se encuentra Los Cabos, una ciudad turística cuyas calles están bloqueadas por barricadas que la gente instaló para poner freno a los robos y despojos que se cometieron tras el impacto de Odile.

En esta nota:
  • Los Cabos
  • Baja California Sur
  • Odile
  • huracán
  • lluvias
  • vientos
  • robos
  • saqueos.