'Dicen que aquí hay más oportunidades’, migrante de caravana

Gissel desea empezar una nueva vida al lado de sus hijos en México

Por  Agencia Reforma

Gissele y su hijo José Eduardo. Foto Reforma

Gissele y su hijo José Eduardo. Foto Reforma

Monterrey, México.- Gissel, de 26 años, migrante que abandonó la caravana de Honduras, desea empezar una nueva vida en México al lado de sus hijos de 5 y 15 años.

José Eduardo, de 5 años, salió brincando del Gimnasio Nuevo León rumbo a la Avenida Manuel L. Barragán. Llevaba su cuadernillo con dibujos que coloreó adentro de las instalaciones, en donde jugó con otros niños que viven la misma travesía que él.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Gissel y sus hijos abandonaron la caravana de migrantes. Foto Reforma

Su mamá, Gissel, cuenta que su pareja la abandonó y en Monterrey quiere empezar desde cero. Salió con la caravana de Honduras el 15 de enero, junto con otros cuatro familiares.

"Mi tío está aquí, y me dijo que aquí había más oportunidades, más del estudio del niño", dice Gissel, originaria de San Pedro Sula, "porque allá es mucha delincuencia, y a los niños a eso los vienen induciendo. Aquí, pues, él nos dijo que era un lugar tranquilo".

Ella es parte del grupo de 51 migrantes que abandonaron la caravana en Coahuila para cambiar su destino a Monterrey.

El Gobierno del Estado habilitó un albergue en el Gimnasio Nuevo León. Los migrantes recibieron apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social, Protección Civil, Fuerza Civil, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, entre otros organismos.

Autoridades estatales y el Instituto Nacional de Migración les permitieron a 35 irse con familiares que tienen en la Entidad. El resto viajó a Nuevo Laredo y otros ingresaron al albergue Casa Indi.

"Por el mismo miedo y la seguridad de nuestros hijos decidimos desviarnos para aquí en Monterrey, porque tenemos familia. Y primeramente Dios estabilizarnos aquí y buscar trabajo", platica Mayra Murillo, de 33 años, mamá de dos menores de 15 y 9 años.

Como esas mamás, Aracely Aguilar, de 30 años, también busca lo mejor para su hijo, quien aún no nace. Tiene casi tres meses de embarazo, y su pareja es mexicana.

"Quiero establecerme y vivir aquí", expresa, "allá en Honduras no hay trabajo, quiero estar con mi hijo aquí y ser muy feliz".

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo