Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"El Tío" ingresa al penal del Altiplano

MICHOACÁN

México, D.F. ( El Universal).- Dionisio Loya Plancarte, "El Tío José", presunto narcotraficante considerado el número dos del cártel de "Los Caballeros Templarios", ingresó a la prisión de máxima seguridad de El Altiplano en el Estado de México, para enfrentar cargos por violación a la Ley Federal de Armas de Fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas, un delito en flagrancia por las armas que tenía al momento de su aprehensión el lunes pasado.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó en un comunicado que el capo "cuenta con una averiguación previa por delincuencia organizada y por delitos contra la salud, y se le vincula en 14 expedientes ministeriales por su probable participación en hechos delictivos", por lo que las investigaciones seguirán abiertas y se ampliarán las acusaciones en su contra.

Reveló que "existen pruebas documentales públicas que lo relacionan con la transmisión de videos a través de las redes sociales, mediante las cuales difundía las actividades del grupo delincuencial al que pertenecía", por lo que también serán utilizadas como evidencias en su contra por parte de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Loya Plancarte fue detenido en una operación del Ejército la madrugada del lunes pasado, luego de que labores de inteligencia permitieron detectar la casa de seguridad que ocupaba en la populosa colonia Felícitas del Río, en Morelia, Michoacán.

A pesar de que estaba armado con una subametralladora —una Uzi calibre 9 milímetros— y una pistola 38 súper, el capo decidió no enfrentar al comando de militares que irrumpio en la vivienda, y se escondió en el clóset, literalmente en un hoyo habilitado como guarida, fue ahí donde los soldados lo encontraron sin oponer la menor resistencia.

Fue interrogado sobre sus actividades como fundador de "La Familia", su escisión y creación de "Los Caballeros Templarios" y las operaciones del líder del cártel, Servando Gómez, "La Tuta", por quien se ofrecen 30 millones de pesos de recompensa.