El desgarrador crimen de un padre, asfixió y acuchilló a sus hijos

"Me duele papi"... Esta es la escalofriante historia de la primera cadena perpetua en Coahuila que se otorgó en el 2006

Por  El Debate

Sin piedad, un padre asesinó cruelmente a sus dos pequeños hijos en Coahuila. Foto ilustrativa: El Debate.

Sin piedad, un padre asesinó cruelmente a sus dos pequeños hijos en Coahuila. Foto ilustrativa: El Debate.

Esta es la escalofriante historia de un hombre apodado 'El matahijos', el primero en recibir cadena perpetua en Coahuila por el atróz crimen que cometió: acuchilló a su pequeña hija, de 4 años, y asfixió a su bebé, de un año.

El autor del brutal crimen es Carlos Roberto, quien ahora tiene 39 años de edad.

De acuerdo con el diario Zocalo, la madrugada del lunes 17 del julio del 2006, la operadora del C4 en Ciudad Frontera recibía una llamada que jamás olvidaría.

La mujer se quedó helada cuando al otro lado del teléfono un hombre confesaba “Maté a mis hijos, estoy a una cuadra de la Presidencia de Frontera, por la calle Progreso”.

La policía comenzó una movilización y llegarón al lugar señalado, ahí el sujeto les esperaba.

Foto ilustrativa: El Debate

“Los voy a llevar a donde dejé los cuerpos”, les dijo a los policías y al detective en turno que acudió al llamado.

A bordo de una patrulla de la PGJ (Procuraduría General de Justicia del Estado, en aquel entonces) llegaron a un lote baldió frente a los patios de una escuela secundaria, en la colonia Guadalupe Borja.

Uno de los casos más perturbadores de Coahuila

Carlos Roberto, con 26 años en aquel día, confesaba su crimen que lo hizo acredor a una cadena perpetua. La escena era desgarradora y a la vez muy triste.

Dos niños yacían muertos sobre el terreno. Roberto y su hermanita América Jaqueline, de uno y cuatro años de edad.

El niño fue en primero en morir asfixiado con una bolsa de plástico, luego la niña, a quien le dio una cuchillada en el pecho.

Un años atrás el hombre se había divorciado de su mujer y tenia permiso judicial para ver a sus hijos una vez al día.

Una de las imagenes publicadas del asesino en el 2006. 

La tarde del domingo 16 julio los llevó a pasear a unos centros comerciales y al circo pero cuando era hora de regresarlos con su esposa, los llevó al predio baldió y les dijo: “Se van a morir viendo las estrellas”.

Macabras revelaciones

Las confesiones que hizo “El mata hijos” ante el agente investigador del Ministerio Público, José Alfredo Gaytán, eran sumamente escalofriantes.

“Me dio miedo que los niños fueran regañados por su mamá y por eso ya no quise dárselos”. 

“Batallé un poquito con el niño, con la niña no, nomás (sic) le di una cuchillada, lloró tantito pero se calló”.

La referencia que hizo hacia el pequeño, es porque manoteaba y se rehusaba al desesperarse cuando le faltaba la respiración al tener la bolsa asfixiándole.

Sin piedad, terminó con la vida de sus dos pequeños hijos indefensos. Foto ilustrativa: Pixabay

“La niña me dijo cuando le clavé el cuchillo: 'Me duele papi'"; pero ni las dolorosas palabras de su pequeña hija le removieron la conciencia.

Fue transferido al penal bajo cardo de filicidio calificado con alevosía, ventaja y traició, y quedó a disposición del Juez Segundo del Ramo Penal.

Su exesposa exigía la condena máxima

Inconsolable, la madre doliente pidió la pena máxima para el asesino mientras que era transferido al penal.

Custodios del penal acompañados de perros entrenados así como ministeriales y preventivos resguardaron el área mientras se llevaba a cabo la diligencia.

En el 2007 se realizó la primera audiencia para dictar la sentencia y el juez fue infalible con la condena.

95 años de prisión sin derecho a ningún beneficio.

El Ministerio Público había pedido una condena de cien años, sin embargo, debido a que Mata Ramos fue quien se entregó y llamó al C4 se le disminuyeron cinco años.

Sus defensores emitieron un recurso de apelación la cual fue revocada por el Tribunal Superior de Justicia en octubre del 2007.

El caso del homicidio de los niños Mata Javalera, pasó a la historia no solamente por la crudeza y lo terrible del aberrante hecho sino porque fue la primera cadena perpetua que se dictó en contra de un criminal en el Estado de Coahuila.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo