México

Estas vacaciones ¿Que tal un fin de semana en El Clarín?

Este lugar enmarcado por la belleza natural se encuentra en el municipio de Charo en la entidad michoacana 

Por: Sayra Rodríguez

A solo 30 minutos del Centro de Morelia. Foto: Turismo Michoacán

A solo 30 minutos del Centro de Morelia. Foto: Turismo Michoacán

Los verdes prados y montañas de El Clarín, en el municipio de Charo, regalan una de las mejores vistas del estado de Michoacán, por eso te invitamos a pasar un fin de semana en sus apacibles cabañas, a sólo 30 minutos del centro de Morelia.

Foto: Turismo Michoacán

Te esperamos desde el viernes por la tarde para que te hospedes en una cabaña con vista al magnífico sistema montañoso del municipio. Durante el sábado y domingo podrás admirar el labrado que se realiza en el valle, contemplar la niebla o incluso ser partícipe de aquellos aventureros que practican el paracaidismo, el rapel o que deciden vencer sus miedos en la tirolesa de 480 m de largo.

En estos dos días, sábado y domingo, incluimos el buffet del restaurante El Clarín, rico en antojitos, café de olla, fruta y guisados tradicionales.

Un fin de semana con vistas maravillosas y la mejor comida de la región te espera en Charo.

Foto: Turismo Michocán

Incluye

2 comidas tipo buffet por persona, en un horario de 9 a 12 h.

Recibimiento por parte de El Clarín.

1 degustación de mezcal por persona.

Estancia de dos noches (viernes y sábado) en la cabaña El Clarín.

No incluye

Transporte.

Recorridos.

Cualquier servicio no especificado.

Propinas a terceros.

Términos

Mínimo 2 personas.

Reservar con una semana de anticipación.

Duración

2 noches, 2 días

Válido hasta

31-12-2017

Observaciones

Desde $1,300 MXN

Precio para dos personas.

Operado por

El Clarín

Ctra. Mil Cumbres-Desviación a la Escalera km 1.8. Charo, Charo

+52 (1) 443 259 6621

También puedes visitar

Visita Uruapan, la ciudad que canta con el río 

La capital del Aguacate brinda a sus visitantes un lugar único que no deja de sorprender

Uruapan, Michoacán.- Es sinónimo de fertilidad. Capital mundial del aguacate, se levanta en medio de campos frutales hasta el infinito, entre la exuberancia de Tierra Caliente y la meseta purépecha.

Foto: Turismo Michoacán

Junto al río Cupatitzio, el río que canta, encontraron los nobles indígenas su lugar de descanso. Más tarde, a este lugar de clima privilegiado llegaron los franciscanos a fundar un nuevo pueblo hospital para extender la evangelización a estas tierras. Aquí, en la huatápera, murió Don Vasco.

Fray Juan de San Miguel planeó la ciudad con nueve barrios para acomodar a todos los grupos sociales: españoles, criollos, indígenas, nobles indios, mestizos y negros. En el centro de la ciudad levantó el Hospital Real de la Purísima Concepción, más conocido como la huatápera, que hoy alberga el interesante Museo de Arte y Tradición Indígena. La huatápera, con sus amplios aleros de madera y teja y el inesperado entramado mudéjar de sus ventanas, es visita imprescindible.

Foto: @GobiernoUruapan

La segunda parada obligatoria en Uruapan es la Barranca del Cupatitzio, como se conoce al Parque Nacional Eduardo Ruiz. Senderos idílicos acompañan al río Cupatitzio en su fluir desde su manantial, la Rodilla del Diablo. Un paseo para escuchar el susurrar del río y el canto de los pájaros en un vergel de exuberante vegetación. La escapada perfecta del ajetreo diario.

Te recomendamos:

El Tianguis Artesanal de Domingo de Ramos. Decoradores, coleccionistas y curiosos llegan a comprar las más extraordinarias artesanías de los pueblos de la meseta. El mismo día, acércate a la plaza de la ranita para probar los tamales y atoles típicos de la meseta en la Muestra Gastronómica Purépecha.

Foto: Turismo Uruapan

En cualquier otro momento del año, el mejor sitio para retomar fuerzas es el animado Mercado de Antojitos, detrás de la huatápera.

Llévate un recuerdito que deje buen sabor de boca: galletas de macadamia, una botella de charanda, café orgánico.

Foto: Cambio de Michoacán

Entre las cosas curiosas de esta ciudad está la casa más angosta del mundo, reconocida en el libro Guinness de los Récords. La casa se ubica en la calle Carrillo Puerto #50-C, fue construida en 1985, mide 1.40 por 7.70 metros y está decorada con llamativos colores.

Recorrer la meseta purépecha en busca de los maravillosos templos con cielos historiados de Cocucho, Angahuan, Zacán, Nurio.

Foto: @TurismoUruapan

Ir de aventura en la lava visitando el antiguo pueblo de San Juan Paricutín desde Angahuan, en caminata o a caballo.
Foto: Ilustrativa. @TurismoUruapan
Foto: @TurismoUruapan

Historias de Uruapan

Todo comenzó a temblar; Así nació un volcán 

En los alrededores de Uruapan, dos poblados quedaron enterrados por una gran erupción 

Corría el año de 1943 cuando la comunidad del poblado de San Juan perteneciente a la meseta Purépecha fue sepultado tras el nacimiento de un volcán; "El Paricutín". En lenguaje regional  ("Parhíkutini") significa "al otro lado".

Un campesino se percató de que la tierra temblaba Foto: Cultura Purépecha
El volcán inició su actividad volcánica en 1943 Foto: Skyalertblog

 

Cuenta la historia que en medio de un campo de maíz se abrió la tierra brotando lava y cenizas las cuales dicen, llegaron hasta la ciudad de México.

Dionisio, un campesino que trabajaba su tierra con la cosecha del maíz en las cercanías de la población Paricutín fue el primer testigo del acontecimiento.

Se encontraba labrando el campo cuando comenzó a sentir y escuchar ciertos movimientos del suelo que salían de la tierra.

Instantes después vió salir piedras y lava que brotaban estrepitosamente, asustado corrió y puso a su familia a salvo y dió aviso a los habitantes.

El volcán en su primer erupción desapareció dos poblados en Uruapan. Foto: Paricutin.umich
La actividad volcánica duró 9 años  Foto: Morelianas.com

Cuentan, podía ver el humo que salía de entre los surcos, un mes después el volcán hizo erupción por 9 años dejando bajo la lava bajo dos poblados Paricutín y San Juan parangacutiro conocido ahora como (San Juan Quemado).

Afortunadamente no hubo perdidas humanas ya que se alcanzó a evacuar a la población, misma que fué reubicada un tiempo después.

Transcurrió el primer año de su existencia con el 100% de actividad volcánica para este entonces había alcanzado los 330 metros de altura.

Dichas erupciones ocasionaron la desaparición de dos poblados, Paricutín y San Juan parangaricutiro, el primero quedó totalmente borrado del mapa y del segundo solo quedó expuesta la torre de la iglesia hoy (Iglesia de San Juan) la cuál permaneció intacta además de una parte del atrio.

Iglesia de San Juan Parangaricutiro Foto:másdemx.com
La lava del volcán cubrió todo lo que pudo a su paso Foto:Pinterest


Esta misma se puede admirar desde Angahuan, región cercana al volcán. Dicha comunidad es muy visitada por turistas del que parten con guías para visitar la zona volcánica del Paricutín.

Hasta el momento no hay registro de una actividad volcánica alarmante desde 1949, año donde según datos, hubo una gran erupción que provocó la muerte cerca de 1000 mil personas.

Los habitantes cercanos que sobrevivieron abandonaron dicha localidad para trasladarse en un recorrido a pie a una localidad cercana a, Uruapán en la ex hacienda de los conejos llevando a cuestas una imagen del señor de los milagros.

En esa localidad establecieron el nuevo poblado de San Juan Parangaricutiro, años más tarde desaparecido por la actividad volcánica.

Foto:Revista Forward
Foto:dgcsunam

Actualmente, dicha región es habitada y conocida como el "Nuevo San Juan Parangaricutiro" ó "el pueblo que se negó a morir" como también es nombrado.

El Paricutín es hoy considerado un volcán extinto, es decir ya no está activo y su altura actual es de 3.170 metros.

Es comúnmente recorrido por muchos turistas los cuales son atraídos para conocerlo, además de las actividades turísticas que se promueven para conocer y disfrutar de esta reconocida maravilla natural.

 

En esta nota:
  • El Clarín
  • Charo
  • Verdes prados
  • Montañas
  • Cabañas
  • Viajes
  • Naturaleza
  • Michoacán